Estados Unidos

Demócratas rechazan repetición de primaria

Preparando el escenario para una contenciosa pelea bien entrado el verano, los demócratas de la Florida rechazaron el lunes volver a repetir la primaria presidencial del 29 de enero, dejando la decisión al partido nacio-nal o a los rivales Hillary Clinton y Barack Obama para encontrar una solución a fin de que los delegados del estado cuenten.

Los demócratas de la Florida, que ya han cerrado la puerta a sostener unas elecciones convencionales com-pletas, o un concilio, rechazaron el controversial voto por correo que habían propuesto hace menos de una semana como su mejor opción, diciendo que es simplemente imposible.

"Aunque las razones varían ampliamente, el consenso está claro: la Florida no quiere votar de nuevo. Y no lo haremos'', dijo la presidenta del Partido Demócrata de la Florida Karen Thurman, el lunes por la noche en una carta a los demócratas de la Florida.

La medida llegó mientras los demócratas de Michigan se acercaban a resolver su estatus de descartados, sosteniendo de nuevo una primaria subvencionada por grupos privados y administrada por el estado, dejando a la Florida posiblemente como el único estado que no tendrá presencia en la primaria más competitiva en décadas.

El fallo de la Florida en encontrar una forma de seleccionar a sus delegados augura un retraimiento con-tinuo de sus delegados y quizá, si ninguno de los candidatos puede obtener la nominación, una decisiva batalla en el mismo pleno de la convención, sobre si aceptar los delegados basados en los resultados del 29 de enero.

El Comité Nacional Demócrata le quitó a ambos estados sus delegados por haber adelantado sus primarias en violación de las reglas del partido nacional. No obstante, Clinton --que le sigue a Obama en delegados, pero ganó Florida y Michigan, después que todos los candidatos aceptaron y no hicieron campaña en los dos estados-- ha presionado para que se reconozca a ambos estados.

La campaña de Clinton dijo el lunes que la decisión del partido estatal "no nos acerca a contar los votos de cerca de 1.7 millones de personas que salieron a votar en enero'' y pidió a la campaña de Obama que compartiera su creencia de que "los votantes de la Florida deben ser contados y no pueden ser descartados''.

La campaña de Obama declaró que esperaba "que todas las personas involucradas pudieran aceptar una forma de lograr que los delegados de la Florida acudieran a participar en la Convención Demócrata''.

Aunque cierto número de estados aún tienen que votar, incluyendo Pensilvania el 22 de abril, las predicciones existentes afirman que ninguno de los dos candidatos podrá obtener la nominación por los delegados.

Algunos demócratas temen que una prolongada lucha interna en el partido pueda afectar negativamente sus oportunidades de tomar la Casa Blanca en noviembre, pero Karen Thurman trató de suavizar las diferencias.

"Debemos estar unidos como demócratas'', dijo. "Lo que está en juego es demasiado importante y las opor-tunidades muy grandes''. El senador Bill Nelson, partidario de Clinton, propuso sentar sólo a la mitad de los candidatos del estado, basándose en la votación del pasado 29 de enero, aunque durante el fin de semana, la campaña de Clinton pareció desestimar la sugerencia.

Thurman dijo que la decisión de pasar por alto la que sería la primera votación jamás hecha por correo en el estado "no significa que los demócratas estén entregando a los votantes de la Florida''. Después dijo que es muy probable que el partido lleve su caso al comité de reglas y arbitrios del DNC.

Jon Ausman, de Tallahassee, y miembro del DNC, ya presentó una apelación ante el comité, argumentando que se excedió en su autoridad cuando despojó al estado de todos sus delegados.

Ahora que la contienda está llegando a su punto máximo, las deliberaciones el comité indudablemente se considerarán en términos de cuál candidato será ayudado o dañado por el veredicto. El comité se inclina hacia Clinton. De los 30 miembros, 15 apoyan a Clinton, seis apoyan a Obama, y nueve no se han decidido aún.

"El problema a resolver es qué sombrero está usted usando cuando llega ante el comité'', preguntó el miem-bro del comité de reglas Allan Katz, de Tallahassee, que respalda a Obama. "Hay que ir más allá de ese punto''.

Katz dijo que está recomendando que el comité le devuelva a la Florida sus delegados, pero que le otor-gue la mitad a Clinton y la otra mitad a Obama. A los activistas de la Florida se les permitirá participar en la convención, pero las reglas para las primarias no podrán cambiarse después.

"Lo correcto a hacer es la fórmula de 50-50, y no creo que haya otra conclusión justa'', expresó Katz. "Todo el mundo estuvo de acuerdo --Hillary Clinton aceptó, Barack Obama también accedió-- en que no estamos selec-cionando delegados en la elección del 29 de enero, así ¿qué otra cosa podemos hacer?".

La estratega demócrata Donna Brazile, miembro del comité de reglas que se mantiene en terreno neutral en la batalla, dijo que se sentía ‘‘decepcionada'' de que el partido estatal no hubiera resuelto el problema de los delegados.

Sin embargo, Brazile agregó que el comité de reglas de la DNC debería solucionar cuanto antes la petición de la Florida, sin duda antes de que se celebre la convención en agosto.

"No sé qué se puede hacer, dado que no hay un plan concreto'', dijo Brazile. "Tenemos que cumplir con las reglas que han obedecido los otros 48 estados'', agregó.

  Comentarios