Estados Unidos

El Papa celebra cumpleaños en EEUU

Más de 9,000 personas entonaron el miércoles el "Feliz cumpleaños'' al papa Benedicto XVI en los predios de la Casa Blanca, y el presidente George W. Bush dijo que la primera visita papal a la residencia presidencial en 29 años era un recordatorio para el pueblo estadounidense de la necesidad de ‘‘distinguir entre el bien y el mal''.

"Necesitamos vuestro mensaje para rechazar esta dictadura del relativismo y abrazar una cultura de justicia y verdad'', señaló Bush en breves declaraciones al recibir al Pontífice en la Casa Blanca.

"En un mundo donde algunos ven en la libertad el mero derecho a hacer lo que quieren, necesitamos vuestro mensaje de que la libertad verdadera nos requiere vivirla no exclusivamente en provecho propio'', agregó.

El pontífice cumplió 81 años el miércoles, en el primer día completo de su visita a Estados Unidos como líder de la Iglesia católica.

Su estadía de 90 minutos en la Casa Blanca fue acompañada de una pompa y circunstancia rara vez vistas pese a ser un lugar de recepción de reyes y estadistas mundiales.

Los postes de alumbrado lucían banderas de Estados Unidos y de la Santa Sede. Una multitud también se congregó en los alrededores de la Casa Blanca.

La caravana papal llegó a la Casa Blanca, donde Benedicto fue recibido por Bush y su esposa Laura. Los dos líderes caminaron por una alfombra roja hasta una plataforma erigida en los jardines y se sentaron mientras una banda de infantería de marina entonaba el himno nacional de la Santa Sede y se oía una salva de 21 cañonazos.

La afamada soprano estadounidense Kathleen Battle cantó "La plegaria del Señor'', luego de lo cual marchó ante los dos líderes la banda de pífanos y tambores de la vieja guardia militar ataviada con vestiduras coloniales.

"Dios bendiga a Estados Unidos'', expresó el Pontífice y recibió una ovación.

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, besó el anillo del Pontífice al saludarlo, señaló la creyente católica.

Pelosi besó el anillo después de que el Presidente, la primera dama Laura Bush saludaran a Benedicto XVI dándole la mano al bajar de su limusina. "En ese momento la gente de mi alrededor dijo: ‘Ah, mira le besó la mano', como habiendo estado esperando que alguien lo saludara así'', agregó.

Durante la ceremonia se escucharon muchos gritos en inglés de "Te quiero, Papa'' entre la elegante multitud, que ondeaba banderines de Estados Unidos y el Vaticano, añadió López.

El papa Benedicto XVI amonestó el miércoles en Estados Unidos a los obispos locales por su mala gestión del escándalo de los curas pedófilos, pero responsabilizó también a la "ruptura de valores'' de la sociedad estadounidense, con la "pornografía y violencia'' omnipresentes.

"¿Qué significa hablar de protección infantil cuando la pornografía y la violencia pueden hoy ser vistas en tantos hogares a través del amplio acceso a los medios?", cuestionó el sumo pontífice durante la primera jornada de su visita a Estados Unidos.

En una reunión con obispos estadounidenses, Benedicto XVI los amonestó por haber "gestionado muy mal algunas veces'' el caso de los sacerdotes pedófilos, un problema que tenía décadas de historia cuando salió a la luz.

Por otra parte, les urgió "ocuparse del pecado del abuso en el contexto general de las costumbres sexuales''.

El Pontífice visitará también Nueva York.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios