Estados Unidos

Hispanos representan la mitad del alza poblacional del país

Los hispanos son ya más del 15 por ciento de la población de Estados Unidos y el aumento se debe fundamentalmente a los nacimientos entre personas que ya estaban en el país, según nuevas cifras de la Oficina del Censo.

El informe anual del Censo indica que en el país hay 45.5 millones de hispanos, en comparación con 35.7 millones en el 2000, cuando representaban 12.6 por ciento de la población. El informe agrega que el crecimiento poblacional entre los hispanos representa la mitad del alza demográfica del país entre el 2000 y el 2007.

En los años 90, una ola de inmigrantes hispanos fue la razón mayor en el aumento de ese grupo. Pero la situación ha cambiado en años recientes: entre el 2006 y el 2007, aproximadamente el 62 por ciento del aumento de población entre los hispanos se debió a nacimientos en Estados Unidos.

"La población hispana ha cobrado un impulso propio'', dijo Kenneth Johnson, demógrafo del Instituto Carsey de la Universidad de New Hampshire. "No importa si cierran la frontera mañana, de todas formas aumentará el número de hispanos''.

Otra tendencia reciente es que cada vez más los hispanos se aventuran más allá de los puntos tradicionales y se mudan al sudeste y el medio oeste, en busca de mejores oportunidades y un menor costo de vida.

El aumento en el gasto por parte de los hispanos probablemente supere al de la población general en los próximos años, a medida que controlan una mayor porción de ingresos disponibles que cualquier otro grupo de minoría. En este momento la cifra es de $860,000 millones anuales y se espera que llegue a $1.3 billones para el 2012, según Jeffrey Humphrey, que le sigue la pista a las tendencias demográficas y económicas de los hispanos en el Centro Selig de la Universidad de Georgia.

Aproximadamente dos tercios de la población estadounidense está formada por blancos no hispanos, mientras que el 12 por ciento son negros no hispanos, indica la Oficina del Censo.

Las familias hispanas tienden a tener más hijos, de manera que el promedio de la población es más joven, lo que significa que el gran número de nacimientos no se cancela con las muertes. Entre julio del 2000 y el 2007 hubo 8.4 hispanos nacidos por cada muerte. Los afroamericanos tuvieron 2.4 nacimientos por fallecimiento y en el caso de los blancos no hispanos la cifra fue de 1.6.

Y a medida que la población general envejece y la generación nacida en la posguerra se retira, los hispanos pueden ayudar a fortalecer la economía y el Seguro Social. La mujer blanca no hispana promedio tiene 1.8 hijos, menos de los 2.1 necesarios para la estabilidad demográfica, Por su parte, las mujeres hispanas tienen 2.8 hijos.

Según el Centro Pew de Investigaciones, se proyecta que los blancos no hispanos constituyan sólo el 45 por ciento de la población en edad laboral para el 2050, una baja en comparación con 68 por ciento en el 2005. El Centro también proyecta que la proporción de hispanos en la fuerza laboral aumentará de 14 por ciento a 31 por ciento.

La proporción de retirados-personas de entre 25 y 64 años crecerá a 411 personas mayores por cada 1,000 en edad laboral en el 2030, de 250 por 1,000 en el 2010, según Dowell Myers, demógrafo de la Universidad del Sur de California.

"El que apoye el crecimiento económico tiene que apoyar la inmigración y a los hispanos, porque sencillamente no contamos con los trabajadores suficientes'', expresó Donald Terry, alto funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington.

  Comentarios