Estados Unidos

Rufino Tamayo el más cotizado

El óleo El comedor de sandías de Rufino Tamayo se vendió el jueves en Nueva York por $3.6 millones junto a otras obras del mexicano fallecido en 1991, un día después de que su obra el ‘‘Trovador'' rompiera récord mundial en una subasta de Christie's al ser adquirida por $7.2 millones.

El comedor de sandías, obra figurativa de tonos rojizos, de 88 por 80,4 centímetros, fue pintada por Tamayo en 1949 y pertenece a uno de los períodos clave del artista oaxaqueño. Estaba estimada entre $2 y $2.2 millones.

En la subasta de ayer en Sotheby's se vendieron otras obras de Tamayo importantes, como El constructor, un óleo de 1948 que se vendió en $965,000. Estaba estimado entre $700,000 y $900,000.

El miércoles, el Trovador de Tamayo pulverizó en Christie's el récord mundial para una obra de América Latina al adjudicarse por $7.2 millones, muy por encima de la suma alcanzada por por el cuadro Raíces, de Frida Kahlo, que en mayo del 2006 se vendió en Sotheby's por $5.6 millones.

El récord para una obra de Tamayo era de $2.59 millones.

"Tenemos tantas pinturas importantes de Tamayo que representan su carrera y los ejemplos son todos excepcionales de cada época'', Carmen Melián, directora del departamento de arte latinoamericano de Sotheby's.

Entre ayer y hoy Sotheby's ofrecerá 276 lotes de obras que incluyen múltiples trabajos del uruguayo Joaquín Torres-García y sus seguidores, de los que destaca Construcción misteriosa (1932); así como una muestra del colombiano Fernando Botero que incluye el cuadro Rosalba (1969), un desnudo clásico cuyo precio de venta calcula entre $800,000 y $1 millón, y la escultura Hombre a caballo (1989), uno de sus más famosos bronces, por entre $350,000 y $450,000.

En el campo no figurativo destacan obras de los artistas abstractos mexicanos Gunther Gerzso, Mathias Goeritz, Rodolfo Nieto, Carlos Mérida y Pedro Friedeberg, y entre los cinéticos venezolanos Alejandro Otero (como Coloritmo 69), Carlos Cruz-Diez (Physichromie N437) y Jesús Rafael Soto (Fiesta).

En sus dos días de venta Sotheby's espera facturar entre $18 y $24 millones de dólares.

  Comentarios