Estados Unidos

Allstate Corp. acordó bajar precios de sus pólizas en la Florida

En una victoria sin precedentes para los reguladores de seguros de la Florida (OIR), el viernes Allstate Corp. acordó pagar una multa de $5 millones, hacer 100,000 nuevas pólizas en la Florida en los próximos tres años y bajar los precios de sus casi 250,000 pólizas de la Florida en 5.6 por ciento.

El acuerdo también requiere que Allstate no busque un aumento de tasa durante por lo menos un año, que siga coooperando con la investigación de la Oficina de la Florida de Regulación de Seguros sobre los prácticas de establecimiento de tasas de la compañía y que ésta renuncie a a cualquier cuestionamiento del acuerdo en los tribunales.

Allstate, radicada en Northbrook, Illinois, ha estado batallando desde hace 10 meses con los reguladores de la Florida sobre la forma en que la compañía establece sus tasas. El pasado otoño, Allstate, el cuarto mayor asegurador de propiedades de la Florida, trató de conseguir un aumento estatal promedio de 42 por ciento en las pólizas de los propietarios de casas, pese a los cambios en las leyes de la Florida dirigidos a bajar las mismas. Fue el mayor aumento buscado por cualquier asegurador.

Este año, los reguladores cerraron durante un día las 10 compañías de Allstate en la Florida como sanción por no haber entregado documentos que, según el estado, eran claves en su investigación.

"Es lamentable que el menosprecio de Allstate por la ley de la Florida haya requerido que esta oficina haya tenido que tomar drásticas medidas'', dijo el comisionado de seguros McCarty en una declaración. "Sin embargo, los términos acordados por Allstate avanzan mucho en restaurar la confianza en sus prácticas de negocios y serán de gran beneficio para sus actuales y futuros clientes''.

Los reguladores todavía están investigando el programa de reaseguramiento de Allstate y sus vínculos con asociaciones comerciales de seguros, organizaciones de evaluación (rating) de seguros y otras. Allstate, que tuvo ganancias sin precedentes de $4,600 millones el año pasado, ha suspendido casi medio millón de pólizas de la Florida en los últimos cinco años.

Pero ante la proximidad del apogeo de la temporada ciclónica y el surgimiento de la perturbación ciclónica Fay en el Caribe, ambas partes pueden volver su atención a otros asuntos.

"Estamos muy satisfechos con la resolución'', dijo ayer Kathy Thomas, gerente de relaciones corporativas de Allstate. ‘‘Demuestra que nuestro deseo de trabajar con OIR y superar este problema''.

Thomas dijo que Allstate había podido llegar a un acuerdo en gran medida porque la compañía estaba aprovechando el Fondo de Catástrofe de Huracanes de la Florida, y la baja de los precios dentro del mercado global del mercado de reaseguramiento.

"Eso puso a Allstate en la posición de poder hacer nuevas pólizas con menos riesgos'', dijo Thomas.

Otra parte del acuerdo requiere que Allstate de la Florida perdone un préstamo de $175 millones de su compañía matriz, dinero que ha usado para pagar reclamaciones tras la temporada ciclónica del 2005.

"El comisionado McCarty ha hecho un notable trabajo protegiendo y luchando por los consumidores de la Florida'', dijo el gobernador Charlie Crist.

  Comentarios