Estados Unidos

Meteorólogos locales le siguen la pista a la tormenta Fay

Mientras los especialistas en huracanes miraban mapas y datos sobre velocidades del viento, tratando de estudiar la tormenta tropical que ahora ruge en el Caribe, un residente de Miami-Dade llamó al Centro Nacional de Huracanes.

Como todos los surfloridanos, quien llamaba quería saber si debía poner protectores de ventanas y puertas en su casa.

"Es una decisión suya'', dijo Dennis Feltgen, portavoz del centro, a la operadora telefónica. "Pero si quiere estar más bien seguro, supongo que debe hacerlo''.

El sur de la Florida se hallaba expectante mientras la tormenta tropical Fay dejaba caer varias pulgadas de lluvia en República Dominicana con vientos hasta de 40 millas por hora. Se esperaba que la tormenta tomara rumbo oeste y atravesara Haití hoy y que esta noche entrara a Cuba, dejando caer de cuatro a ocho pulgadas de lluvia, según el centro de huracanes.

Los meteorólogos tendrán una visión más clara de cómo la tormenta pudiera impactar a la Florida una vez salga de la costa de Cuba. Según ellos, Fay tiene 30 por ciento de probabilidades de convertirse en huracán.

"Eso será cuando esté sobre mucha agua tibia, algo que intensifica mucho a los ciclones'', dijo Bill Read, director del Centro Nacional de Huracanes.

En el mejor de los casos para la Florida, la tormenta Fay se debilitará al pasar por República Dominicana, Haití y Cuba, hasta tal punto que no podrá reorganizarse ni reintensificarse, manifestó Read.

"Si eso ocurre y se convierte en una tormenta lluviosa, no sería tan malo''.

La interacción con las masas de tierra también podría cambiar la ruta proyectada de Fay, indicó Daniel Brown, especialista en huracanes del centro. "En estos momentos, ese es el principal factor inhibidor: la interacción con tierra'', dijo.

La ruta más recientemente proyectada, sujeta a errores en las proyecciones más largas, muestra a la tormenta Fay dirigiéndose hacia los Cayos de la Florida el lunes por la noche y subiendo por la costa oeste de la Florida el martes por la mañana.

Los administradores de emergencias de Miami-Dade y Broward alertaron a los residentes de que revisen sus planes y estudien las posibles rutas de evacuación, pero que aún no hay razón para el pánico.

Los funcionarios escolares de Miami-Dade y Broward no planean cerrar las escuelas el lunes, día en que se espera regresen unos 600,000 estudiantes de sus vacaciones de verano. Ambos distritos dijeron tener planes de comunicación ya organizados para informar a los padres si se decide otra cosa. "No hemos tomado decisión alguna como no sea que vamos a abrir el lunes, dado lo que sabemos hasta ahora'', declaró Nadine Drew, portavoz del distrito escolar de Broward. "En el próximo día o algo así la tormenta podría tomar un curso que nos preocupe más, y contemplaremos qué ocurrirá entonces''.

Los redactores Hannah Sampson, Nirvi Shah y Kathleen McGrory contribuyeron a esta información.

ebenn@MiamiHerald.com

  Comentarios