Estados Unidos

Residentes de Nueva Orleáns huyen del huracán Gustav

El huracán Gustav, "la madre de todas las tormentas", arremetió el domingo a través del Golfo de México, mientras los residentes de Nueva Orléans huían de la ciudad y la guardia nacional se aprestaba a patrullar urbanizaciones evacuadas en una zona que todavía se está recuperando de la devastación causada hace tres años por el huracán Katrina.

Según el reporte del Centro Nacional de Huracanes estadounidense de las 1500 GMT, el vórtice de Gustav estaba aproximadamente a 523 kilómetros (325 millas) al sureste de la boca del río Misisipí. La tormenta podría traer olas de hasta seis metros (20 pies) a la costa y lluvias de hasta 38 centímetros (15 pulgadas).

El meteoro ganaba fuerza en las aguas cálidas del Golfo de México y se movía al noroeste a 27 kilómetros por hora (17 mph) con vientos máximos sostenidos de hasta 193 kph (120 mph). Los vientos con fuerza de huracán se extendían a 80 kilómetros (50 millas) del centro de la tormenta.

Durante la noche, Gustav bajó de la categoría 4 a la 3, pero los meteorólogos advirtieron que podría volver a ganar fuerza antes de tocar tierra posiblemente el lunes.

El alcalde Ray Nagin, quien calificó al Gustav como "la madre de todas las tormentas", ordenó la evacuación obligatoria, a partir del domingo por la mañana, para la margen occidental de la ciudad, la más vulnerable.

Muchos residentes, sin embargo, se adelantaron a Nagin y ya estaban abandonando Nueva Orleáns y otras comunidades a lo largo de la costa del golfo de México desde el sábado. El tránsito marchaba a paso de tortuga en casi todas las direcciones desde Nueva Orleáns.

Había aún algunas personas en la ciudad.

"Hay que ser un idiota" para no preocuparse por la tormenta, dijo Inez Douglas en el bar y parrillada Johnny White.

Aunque Douglas parecía preocupada, dijo que pensaba quedarse en Nueva Orleáns.

Gustav mató a 81 personas por su paso por el Caribe y azotó las Islas Caimán el sábado por la madrugada con vientos potentes que arrancaron techos y líneas de electricidad. Antes pasó por Jamaica y Haití.

  Comentarios