Estados Unidos

Choque frontal de trenes en EEUU: 25 muertos, la culpa sería del maquinista

Los Angeles firefighters hand a victim from train car to waiting Los Angeles Police officers at the scene of a train accident in Los Angeles, Friday, Sept. 12, 2008. A Metrolink commuter train believed to be carrying up to 350 people collided with a freight train Friday, killing four people and injuring dozens of others. (AP Photo/Mike Meadows)
Los Angeles firefighters hand a victim from train car to waiting Los Angeles Police officers at the scene of a train accident in Los Angeles, Friday, Sept. 12, 2008. A Metrolink commuter train believed to be carrying up to 350 people collided with a freight train Friday, killing four people and injuring dozens of others. (AP Photo/Mike Meadows)

El maquinista de un tren de pasajeros fue señalado el sábado como responsable de la colisión entre ese ferrocarril y otro de carga, un hecho en el que murieron 25 personas.

Se trata del peor accidente ferroviario de Estados Unidos en 15 años, y la fuerza de la colisión fue tal que las cuadrillas de rescate tardaron casi un día completo en recuperar todos los cadáveres de entre los fierros retorcidos.

Una investigación preliminar determinó que "un maquinista de Metrolink no se detuvo ante una luz roja, y que ésa era la causa probable'' de la colisión del viernes con un tren de carga en el Valle de San Fernando, en las inmediaciones de Los Angeles, dijo Denise Tyrrell, vocera de esa empresa ferroviaria.

Tyrrell añadió que probablemente el operador, quien no fue identificado, murió en el choque.

Más tarde, las autoridades anunciaron que había concluido la operación para recuperar cadáveres de entre los restos del tren de Metrolink, tras encontrar 24. El número de muertos aumentó a 25 cuando Adelaide DeLaCerda, vocera del Centro Médico USC, informó que un hombre de 50 años, trasladado a ese hospital desde el lugar del accidente, murió el sábado.

La portavoz no reveló el nombre del fallecido.

"Fue una operación sumamente complicada'', dijo el alcalde Antonio Villaraigosa. ‘‘Fue como pelar una cebolla (el retirar todas las capas de metal de los trenes) para encontrar a todas las víctimas''.

Un total de 135 personas resultó con lesiones. De ellas, 81 fueron transportadas a los hospitales en estado grave o crítico.

Los bomberos que sacaron los cadáveres se relevaron en varios turnos, para evitar que sufrieran un trauma emocional, dijo el capitán de bomberos Armando Hogan.

"Hay algunas cosas para las que nos entrenan, y hay otras para las que no importa el tipo de entrenamiento que tengamos, uno nunca está preparado del todo'', dijo Hogan.

La colisión ocurrió en un tramo de vías en forma de "u'', en Chatsworth, en el extremo poniente del Valle de San Fernando, cerca de un túnel de 152 metros (500 pies) de largo, debajo del Parque Stoney Point. En un extremo del túnel, hay una vía lateral para que un tren espere el paso de otro, dijo Tyrrell.

"Incluso si un tren se desplaza por la vía principal, debe pasar por una serie de señales, y acatar cada una de éstas'', dijo Tyrrell. "Lo que creemos que ocurrió, salvo que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte indique otra cosa, es que nuestro maquinista no se detuvo... y ésa fue la causa del accidente''.

Tyrrell dijo que Metrolink determinó la causa al revisar registros y computadoras.

El impacto provocó que la locomotora saliera disparada y embistiera un vagón de pasajeros, que quedó de lado con la locomotora aún en su interior el sábado por la mañana. Los equipos de emergencia tuvieron que extinguir un incendio que se formó bajo el tren.

Las autoridades señalaron que el tren transportaba a 222 personas y que en el de carga viajaban cuatro empleados de Union Pacific.

------------

Los periodistas de la AP, Thomas Watkins, Raquel María Dillon, Greg Risling, Denise Petski, Josh Dickey, James Beltrán, John Rogers y Michael R. Blood, contribuyeron con este despacho.

AP-ES-09-13-08 2110EDT

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios