Estados Unidos

Líderes latinoamericanos temen por caos financiero en EEUU

EL PRESIDENTE de República Dominicana, Leonel Fernández, habla durante la 12ma Conferencia anual 
de las Américas en Coral Gables.
EL PRESIDENTE de República Dominicana, Leonel Fernández, habla durante la 12ma Conferencia anual de las Américas en Coral Gables. THE MIAMI HERALD

La crisis en los mercados financieros de Estados Unidos no sólo amenaza la estabilidad económica de gran parte de América Latina y el Caribe sino también las frágiles democracias de la región, dijeron el jueves dirigentes regionales.

El mismo día que el proyecto de ley de rescate financiero de $700,000 millones estaba avanzando lentamente por el Congreso, funcionarios y analistas discutían las consecuencias que pudiera tener la crisis de Wall Street en la región.

"Lo que está sucediendo realmente está amenazando la democracia'', dijo el presidente de la República Dominicana Leonel Fernández en un discurso ante la 12ma Conferencia anual de las Américas en Coral Gables.

"Grandes expectativas sobre el futuro de la democracia en la región están dando paso a la desilusión en lo que la democracia no ha estimulado la prosperidad económica y el progreso social'', advirtió Fernández. Añadió que el Caribe no sólo se estaba viendo afectado por la crisis financiera y económica, y el aumento en los precios de los combustibles y alimentos, sino también golpeada por los violentos huracanes de esta temporada.

"Debido a la crisis financiera hay incertidumbre y, por supuesto, esto provoca ansiedad en todos los países'', dijo Fernández, aunque añadió que permanecía optimista de que la región pudiera sobreponerse a sus problemas.

La conferencia de dos días, que termina hoy, abarcó temas desde el destino de la clase media en América Latina hasta el papel de los partidos políticos y cómo las elecciones presidenciales van a determinar el futuro de la política de EEUU hacia la región.

Los eventos en los mercados mundiales han capturado la atención los representantes de los países que, hasta ahora, veían con optimismo la posibilidad de evitar los problemas de Wall Street.

"El mundo está preocupado por lo que pudiera suceder aquí'', señaló Marisol Argueta de Barillas, la ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador. Dijo que su país era vulnerable porque más de la mitad de sus exportaciones iban a EEUU.

Por otra parte, el sistema bancario pudiera sufrir una notable disminución de los préstamos. Las remesas -que igualan casi el 20 por ciento del Producto Interno Bruto- ya están mermando.

Algunos oradores de la conferencia insistieron en que la crisis subrayaba la profunda división en la región sobre el modelo económico de EEUU de desregulación, privatización y liberalización.

"Esta no es sólo una crisis de EEUU'', dijo María Fernanda Espinosa, embajadora del Ecuador en Naciones Unidas. "Esta es una crisis del modelo económico''. Anteriormente, el economista del Banco Mundial Samuel Freije-Rodríguez esbozó el descarnado y persistente problema de la desigualdad, que no ha cambiado a pesar del crecimiento económico. La raza, el género y los ingresos familiares siguen determinando qué niños tienen acceso a la educación, y a una vida mejor, manifestó Freije-Rodríguez.

"En América Latina, hay enormes desigualdades, no solamente entre adultos, sino también entre los niños'', afirmó el economista, añadiendo que, con la excepción de Uruguay, la desigualdad de ingresos era peor en Latinoamérica que en el Africa subsahariana, una región mucho más pobre.

El ex candidato presidencial de Costa Rica Ottón Solis dijo que la confusión y el rescate financiero subrayaron la disminución de la fe en el mercado libre como solución a todos los problemas, incluso para EEUU.

Solís se hizo eco de Fernández en su preocupación de que la democracia estaba en peligro debido a las descarnadas desigualdades en la región, así como las amenazas lo mismo de la derecha que de la izquierda. "La desigualdad es una fuente de inestabilidad'', comentó Solís. "En algunos rincones están cansados de la democracia. La democracia no ha producido resultados''.

"América Latina está atascada entre dos locuras'', dijo Solís. "Los Tratados de Libre Comercio (TLC) y la locura del petropopulismo'', añadió, refiriéndose a las estrictas reglas de los TLC impuestas por Estados Unidos y el pródigo uso de las ganancias petroleras por parte del presidente venezolano Hugo Chávez para ganar partidarios.

Aunque los representantes de muchos países insistieron en que éstos se encontraban mejor preparados para resistir la turbulencia a partir de la crisis hipotecaria en EEUU, nadie ha podido predecir la profundidad o duración de los problemas.

"A Chile le ha estado yendo bien'', dijo Carlos Appelgren, director de América del Norte, Centroamérica y el Caribe en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. "Creemos estar preparados para encarar esta crisis, cuyas dimensiones aún no sabemos."

Christopher Sabatini, director principal de política en el Consejo de las Américas, un grupo de apoyo a los negocios con sede en Washington, expresó una opinión más optimista de cómo iba a pasarla la región durante la crisis.

"Los bancos centrales en América Latina son ahora muchos más fuertes e independientes de lo que han sido nunca'', argumentó Sabatini a un panel vespertino sobre el tema de la clase media en Latinoamérica. "Una crisis como esta no podría haber ocurrido en un mejor momento''.

Sabatini restó importancia asimismo al temor de que la crisis podría beneficiar al populismo.

"Va a haber bastante alarde regodeo'', dijo. "Este asunto no va a fortalecer al populismo. Ya a esa carreta se le han caído las ruedas''. El desengaño respecto a los frutos de la democracia también ha desanimado a la juventud de la región de participar en la vida política de sus países.

" ‘La política es sucia y aburrida' , es lo que escuchamos decir continuamente a los estudiantes'', dijo Sebastián Acha, miembro del Congreso Nacional de Paraguay y profesor de la Universidad de Asunción. "Yo les digo, por eso es que tenemos que involucrarnos en la política, porque es sucia. Si fuera limpia, no habría razón alguna para mezclarse en ella''.

Los periodistas de The Miami Herald Trenton Daniel y Frances Robles contribuyeron a este reportaje.

  Comentarios