Estados Unidos

Piden garantías en las redadas de inmigración

ALGUNOS DE los indocumentados detenidos en Laurel, Mississippi, salen bajo escolta policial de una 
corte federal. Alrededor de 600 inmigrantes ilegales fueron detenidos en la redada.
ALGUNOS DE los indocumentados detenidos en Laurel, Mississippi, salen bajo escolta policial de una corte federal. Alrededor de 600 inmigrantes ilegales fueron detenidos en la redada. AP

Los senadores demócratas Edward Kennedy y Robert Menéndez han patrocinado un proyecto de ley para proteger los derechos de los ciudadanos estadounidenses y residentes legales sorprendidos en las redadas contra los indocumentados.

El proyecto Protección de Ciudadanos y Residentes de Allanamientos y Detenciones Ilegales fue presentado el 25 de septiembre para establecer normar reguladoras en el desarrollo de redadas y detenciones de indocumentados por los agentes deinmigración.

Los agentes han allanado exitosamente centros de trabajo en varios lugares del país en los últimos meses, incluyendo uno a principios de mes en una planta procesadora de aves de Greenville, en Carolina del Sur.

Ambos senadores sostienen que con frecuencia los allanamientos son realizados con tal amplitud que acaban siendo detenidos residentes legales y ciudadanos estadounidenses que trabajan junto a indocumentados. Los que no pueden demostrar su situación legal mediante los documentos adecuados, como certificados de nacimiento o pasaportes son con frecuencia detenidos.

La legislación requiere a los agentes de inmigración de comunicar sus derechos a los detenidos, incluyendo la alternativa de permanecer callados o solicitar un abogado, de forma parecida a lo que deben hacer los policías al detener a un sospechoso de delitos penales.

Menéndez dijo que continuará defendiendo la idea.

"No podemos permitir que el fervor para deportar trabajadores indocumentados prive de los derechos constitucionales que pertenecen a todos y cada uno de los ciudadanos estadounidenses y residentes legales'', insistió Menéndez, hijo de inmigrantes cubanos.

"En Estados Unidos de América protegemos a nuestros ciudadanos y tratamos con respeto a los seres humanos'', agregó.

  Comentarios