Estados Unidos

Miles de californianos salen de nuevo a la calle para pedir bodas gays

Miles de personas marchan hoy por cuarto día consecutivo en el sur de California para protestar en contra de una medida aprobada esta semana que prohíbe la celebración de bodas entre personas del mismo sexo en este estado.

La conocida como Propuesta 8, que solicitaba enmendar la constitución de California para definir el matrimonio como un enlace entre un hombre y una mujer, se impuso por el 52,5 por ciento de los votos en un referéndum celebrado junto con las elecciones presidenciales el martes 4 de noviembre.

La manifestación ha hecho que salgan a la calle miles de simpatizantes con la lucha de la comunidad gay por su derecho a casarse y, según los organizadores, participa la primera pareja gay que se casó en California, así como famosos y personas provenientes de diferentes condados del sur del estado.

Esta es una nueva movilización en la que se vuelve a pedir "igualdad de derechos para todos'', tal y como ocurrió en las protestas que han tenido lugar desde el miércoles.

La tensión entre los indignados manifestantes, frustrados al ver que la mayoría de sus vecinos se pronunciaron a favor de impedir las bodas gays, llevó en dos ocasiones a pequeños altercados con la policía.

El miércoles por la noche las fuerzas de seguridad detuvieron a siete personas en Los ngeles, mientras que el viernes se produjeron 15 arrestos en Long Beach, después de que un pequeño grupo de personas se negase a dispersarse al término de la marcha.

En los últimos cuatro días, alrededor de 15.000 personas se echaron a las calles del sur de California para reclamar el derecho al matrimonio de los homosexuales.

''sta ha sido una semana increíblemente difícil para los californianos que se decepcionaron con la aprobación de la Proposición 8. Sentimos un profundo desagrado en esta derrota, pero tenemos que seguir adelante'', explicaron en un comunicado conjunto varias organizaciones de gays y lesbianas.

Al tener carácter vinculante, esta propuesta obligará a las autoridades a ilegalizar las bodas entre homosexuales que se han ido produciendo desde el mes de junio, después de que la Corte Suprema del estado sentenciase que era anticonstitucional negar el derecho al matrimonio por cuestión del sexo de los contrayentes.

La oficina del Registro Civil del condado de Los ngeles dejó el miércoles de otorgar licencias de boda para personas del mismo sexo.

La implicación de las instituciones religiosas en este estado durante la campaña para prohibir los casamientos gays, concentró las iras de muchos manifestantes sobre algunas iglesias.

El pasado jueves más de 2.000 personas protestaron alrededor del templo mormón más importante de Los ngeles con carteles con mensajes como "Jesús habría votado no a la Prop.8'' o "Jesús sálvanos de tus seguidores'', mientras la policía protegía las entradas al centro.

Un dato significativo fue el apoyo a la Propuesta 8 de las comunidades negras, tradicionalmente liberales y con un pasado de lucha por la igualdad de derechos civiles.

''La gente negra va a la iglesia, probablemente más que la población caucásica, y las iglesias a las que van tienden a ser muy tradicionales'', explicó el pastor afroamericano Madison Shockley de la iglesia Peregrinos Unidos de Jesucristo en declaraciones al diario Los ngeles Times.

La expectación generada por las pasadas elecciones movilizó a casi todos los votantes afroamericanos, que acudieron a las urnas en apoyo de Barack Obama, un incremento de electores de esta comunidad que a la postre terminó por perjudicar los intereses de los homosexuales en California.

  Comentarios