UNA LINEA de ensamblaje de autos en la planta de la General Motors en Arlington, Texas. Calculan 
que de quebrar los fabricantes de autos, el primer año habría 3 millones de desempleados.
UNA LINEA de ensamblaje de autos en la planta de la General Motors en Arlington, Texas. Calculan que de quebrar los fabricantes de autos, el primer año habría 3 millones de desempleados. AP
UNA LINEA de ensamblaje de autos en la planta de la General Motors en Arlington, Texas. Calculan que de quebrar los fabricantes de autos, el primer año habría 3 millones de desempleados. AP