Estados Unidos

Figuras influyentes aconsejan vuelco de política de EEUU hacia Latinoamérica

Estados Unidos debe dar un vuelco a su política hacia América Latina tomando medidas tales como un acercamiento a Cuba, la aprobación del tratado de libre comercio con Colombia (TLC) y una relación no confrontacional con Venezuela, según recomendaciones de una comisión de influyentes personalidades del hemisferio.

El estudio de Brookings Institution, suscrito entre otros por un ex subsecretario de Estado de Estados Unidos, un ex director de la CIA y tres ex presidentes latinoamericanos, propone además la expedición de tarjetas temporales para trabajadores inmigrantes y una integración inmediata de la región en la búsqueda de soluciones energéticas y de protección al medio ambiente.

Escrito en un tono de urgencia y citando la oportunidad que representa el arranque de un nuevo gobierno en Estados Unidos con una "visión fresca'' de la realidad latinoamericana, el reporte advierte que "si la asociación hemisférica continúa siendo esquiva, los costos para Estados Unidos y su vecinos van a ser altos tanto en los riesgos que aumentan como en las oportunidades perdidas''.

Mauricio Cárdenas, director de la comisión, explicó a El Nuevo Herald que el propósito del estudio fue ofrecer propuestas prácticas que se puedan implementar como señales efectivas de cambio de la política de Estados Unidos hacia la región.

"La filosofía de la comisión es plantear cosas concretas que se puedan hacer, no saludos a la banderas ni cosas grandilocuentes'', explicó Cárdenas.

Esa intención se refleja particularmente en las recomendaciones al gobierno de Estados Unidos en relación con Cuba, agregó el experto, y por ello el estudio no se refiere a un levantamiento del bloqueo comercial como prioridad, sino a algunas medidas graduales que podrían conducir finalmente a ese punto.

El informe Revaluando las relaciones de América Latina y Estados Unidos dado a conocer el lunes en el portal de internet de la institución no partidista con sede en Washington, plantea el levantamiento de las restricciones a las remesas y las comunicaciones con Cuba, así como a los viajes de ciudadanos de Estados Unidos a la isla.

La liberación de regulaciones de estos viajes, permitiría, según el reporte, "un mejor entendimiento, promover pequeños negocios y suministrar información al pueblo cubano''.

Los autores del informe, entre quienes se encuentra el ex subsecretario de Estado para asuntos hemisféricos, Thomas Pickering, recomiendan sacar a Cuba de la lista del Departamento de Estado de países que patrocinan el terrorismo, por cuanto no ha habido pruebas en la década pasada que justifiquen mantenerla en dicha clasificación.

Para los miembros de la comisión es fundamental eliminar todos los aspectos del "embargo de comunicaciones'' permitiendo el envío de computadores, teléfonos y otros equipos que promuevan el ‘‘libre flujo de ideas''.

Recomiendan además facilitar el reintegro de Cuba a organizaciones políticas y económicas tanto regionales como globales entre las cuales cita el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

"A Cuba se le debe permitir participar en seminarios relevantes, y las instituciones financieras internacionales deben ser autorizadas para realizar misiones de análisis factuales de Cuba'', señaló el informe de 36 páginas.

Otro frente debe ser la búsqueda de la reconciliación a través de la financiación de intercambios culturales, académicos y deportivos con fondos federales, agregó el reporte.

Las conversaciones con Cuba deben extenderse a funcionarios cubanos en temas de seguridad mutua como inmigración, narcotráfico y manejo de desastres, explicaron los autores.

"Todos estos son pasos que podría tomar Estados Unidos antes de entrar a temas de fondo como el embargo o bloqueo comercial'', señaló Cárdenas. "Son medidas unilaterales que Estados Unidos puede tomar rápidamente sin esperar nada a cambio'', agregó.

Cárdenas indicó que hay asesores cercanos al presidente electo Barack Obama que han expresado interés en las propuestas, aunque admitió que la crisis económica mundial distraerá la atención del nuevo gobierno sobre los temas latinoamericanos.

En el estudio, suscrito por los ex presidentes Ernesto Zedillo, de México; Ricardo Lagos, de Chile, y Jorge Quiroga, de Bolivia, así como el venezolano Moisés Nahim, editor de la revista Foreign Policy, se recomienda al gobierno estadounidense "sopesar un acercamiento no confrontacional'' con Venezuela y restablecer unas relaciones diplomáticas fluidas basadas en "el principio de no intervención en asuntos internos de cada país ni de sus vecinos''.

Según Cárdenas la historia ha enseñado que "cuando hay una obsesión con un tema, se cae en ese lenguaje confrontacional y los resultados no son buenos''.

LAS RECOMENDACIONES

Algunas de las recomendaciones del estudio Revaluando la Relaciones Estados Unidos-América Latina: una asociación hemisférica para un mundo turbulento, preparado por la Comisión de Alianza de las Américas del Brookings Institution.

COMERCIO

* Para proteger su credibilidad el Congreso de Estados Unidos debe aprobar el Tratado de Libre comercio con Colombia y Panamá

* Ampliar las leyes que protegen a los inversionistas del doble pago de impuestos

DESARROLLO SOSTENIDO

* Reducir y finalmente eliminar la tarifa de importación de etanol de 54 centavos por galón

* Crear un laboratorio de energía renovable

INMIGRACION

* Establecer un sistema de visado que estimule patrones de "inmigración circulante''.

* Crear una comisión que recomiende la expedición de visas según las necesidades del mercado laboral

* Ofrecer una opción a los inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales

* Facilitar un sistema menos costoso de transferencia de remesas

NARCOTRAFICO Y CONSUMO

* Evaluar amplia y profundamente la guerra contra las drogas

* Desarrollar métodos más eficientes de erradicación de cultivos

* Aumentar sustancialmente el presupuesto para los "tribunales de drogas'' en Estados Unidos, que reducen las penas si el condenado se somete a tratamiento

* Ratificar el protocolo de Naciones Unidas contra la fabricación y el tráfico ilegal de armas

Miembros de la Comisión: Además de los ex presidentes de México, Chile y Bolivia (mencionados en el artículo principal) integraron el panel: Mauricio Cárdenas, director de la Comisión; Thomas Pickering, subsecretario de Estado; Jonathan Coles, ex ministro de Agricultura de Venezuela; Roberto Dañino, ex primer ministro del Perú; Jeffrey Davidow, presidente del Instituto de las Américas; John Deutch, ex director de la CIA; Peter Hakim, presidente de Diálogo Interamericano; Alberto Ibargüen, presidente de la Fundación Knight; Suzanne Nora Johnson, directora de Goldman Sachs; Celso Lafer, ex canciller de Brasil; Carlos Simonsen, presidente de la Fundación Getulio Vargas, de Brasil; Thomas McLarty, ex emisario de EEUU para las Américas; Billie Miller, ex canciller de Barbados; Moisés Naim, director de Foreign Affairs; Thomas Ramey, presidente de Liberty International; Eduardo Stein, ex vicepresidente de Guatemala; Strobe Talbott, presidente del Brookings Institution.

  Comentarios