Estados Unidos

La Fed anuncia nuevo plan millonario de rescate

Corredores de la bolsa de Nueva York escuchan el anuncio de Paulson.
Corredores de la bolsa de Nueva York escuchan el anuncio de Paulson. AP

La Reserva Federal anunció el martes que inyectará otros $800,000 millones a la economía y comprará hasta $600,000 millones en activos respaldados por hipotecas, al tiempo que el gobierno elabora un nuevo plan de subvenciones para ayudar a las empresas de tarjetas de crédito, préstamos universitarios y crédito a los fabricantes de automóviles.

La Fed informó que adquirirá un máximo de $100,000 millones en obligaciones directas a las empresas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac. Además, adquirirá $500,000 millones en acciones con garantía hipotecaria.

Henry Paulson, secretario del Tesoro, confirmó en una rueda de prensa la difícil situación al señalar que sectores clave del mercado de crédito, como el de las tarjetas de crédito, los préstamos para la compra de automóviles y los concedidos a estudiantes prácticamente se paralizaron en octubre.

Paulson indicó que las nuevas medidas para fomentar el crédito al consumidor tienen por fin que ese tipo de actividad regrese a niveles más normales, pero advirtió de que "llevará tiempo sortear las dificultades'' de la economía y afirmó que "surgirán nuevos desafíos''.

El titular del Tesoro ha sido criticado por revisar de forma continua el propósito del plan de rescate financiado con fondos públicos.

Paulson rechazó el martes todas esas críticas e insistió en que no hay una sola respuesta para encarar lo que consideró una crisis que se produce una o dos veces cada 100 años. Agregó que es por ello que el gobierno ha tenido que modificar varias veces el plan.

"Es ingenuo creer que cuando encaramos una situación de esta magnitud se puede aprobar un proyecto de ley o adoptar una sola medida para solucionar todas las dificultades'', dijo Paulson a los periodistas en una conferencia de prensa para explicar los nuevos programas.

Agregó que piensa utilizar una "proporción relativamente modesta'' del plan de rescate financiero de $700,000 millones para costear el programa. Fuentes allegadas dijeron que esa cantidad seguramente ascenderá a $20,000 millones.

Los $600,000 millones para subvencionar el crédito hipotecario y hasta $200,000 millones en préstamos a los propietarios de valores respaldados por deuda de consumo son las últimas iniciativas anunciadas por las autoridades monetarias para encarar la crisis financiera.

La crisis comenzó el año pasado al estallar la burbuja del sector inmobiliario.

La Fed informó que los $600,000 millones se dedicarán a reducir el costo de las hipotecas residenciales y aumentar su disponibilidad. Agregó que la adquisición de hipotecas y acciones respaldadas por hipotecas se implementará a lo largo de varios meses.

La severa crisis financiera que tiene atenazados a los mercados globales comenzó hace más de un año con el aumento de la mora de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, especialmente créditos otorgados a deudores sin suficientes medios para pagarlas y un mal historial de crédito.

Los miles de millones de dólares perdidos por las instituciones financieras debido a esas hipotecas hicieron que los bancos interrumpieran la emisión de muchos tipos de crédito, tanto para el consumidor como a las empresas.

Mientras tanto, el Departamento de Comercio anunció que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo a un ritmo anual del 0.5 por ciento en el tercer trimestre, frente al 0.3 por ciento pronosticado hace un mes y la peor cifra desde el tercer trimestre del 2001.

El PIB mide el valor de todos los bienes y servicios producidos en Estados Unidos y es considerado el mejor barómetro de la salud económica del país.

Además, el índice del precio de la vivienda a nivel nacional Stan-dard & Poor's/Case-Shiller difundido el martes bajó la cifra récord del 16.6 por ciento en el trimestre en comparación con el mismo período hace un año. Los precios llegaron a niveles no vistos desde el primer trimestre del 2004.

  Comentarios