Estados Unidos

George Lucas entre los donantes para la transición de Obama

George Lucas.
George Lucas. AP

El director de la saga "La Guerra de las Galaxias'', George Lucas, se encuentra entre aquellos que han aportado fondos durante el proceso de la transición hacia la presidencia de Barack Obama, reveló hoy el equipo del gobernante electo.

El comité de transición ha prometido revelar cada mes sus donantes, en aras de la transparencia y la apertura en el relevo en la Casa Blanca.

Hasta el 15 de noviembre, once días después de que Obama derrotara en las elecciones presidenciales al republicano John McCain, 1.776 donantes habían contribuido un total de 1,17 millones de dólares, según las del grupo.

Las normas internas del equipo de transición prohíben que cada donante aporte más de 5.000 dólares y rechazan las contribuciones de empresas, sindicatos, grupos de intereses especiales, cabilderos y agentes extranjeros.

El presupuesto del comité es de doce millones de dólares, destinados a pagar salarios, alquiler de oficinas y otros gastos hasta la toma de posesión de Obama el próximo 20 de enero.

De ese total, 5,2 millones vendrán aportados por fondos públicos pero el resto debe recaudarse entre donantes.

Según las cifras difundidas hoy, un total de 131 personas han contribuido el máximo posible de 5.000 dólares.

Entre ellos se encuentra George Lucas, que ya había expresado su apoyo a Obama a lo largo de la campaña electoral.

En el listado figura, también, el consejero delegado de Google, Eric Schmidt, de quien en su día se rumoreó que podría formar parte del gabinete del presidente electo.

Durante la campaña electoral, Obama rompió los récords de recaudación y logró 639 millones de dólares en donaciones, buena parte de ellos procedentes de individuos que enviaron pequeñas cantidades a través de Internet.

El presidente electo también ha establecido un comité que le ayuda a recaudar fondos para los festejos de su investidura.

Este grupo ha fijado un límite de 50.000 dólares a las contribuciones individuales pese a que,a diferencia de las aportaciones a las campañas electorales, la ley no controla cuál debe ser el tope máximo.

  Comentarios