Estados Unidos

La crisis financiera afecta también las relaciones

TIFFANY GONZALEZ y su novio, John Ebel, buscan en una computadora por oportunidades de trabajo, en 
la oficina de WorkForce One, en Hollywood.
TIFFANY GONZALEZ y su novio, John Ebel, buscan en una computadora por oportunidades de trabajo, en la oficina de WorkForce One, en Hollywood. The Miami Herald

Ben Tischler no pudo imaginarse lo que le iba a suceder. Se sorprendió mucho cuando la agencia de publicidad de Miami en la que trabajaba lo despidió. Mientras se llevaba sus cosas, pensaba con preocupación en la reacción con su novia.

"Si hubiera tenido algún tipo de aviso hubiera podido prepararla'', dijo.

Una de las mayores dificultades que una pareja puede enfrentar es que uno de los dos pierda el empleo. La situación puede causar emociones intensas como humillación, desesperanza, miedo y frustración, especialmente durante la temporada festiva.

En todos los sectores económicos, los despidos se han convertido en el recurso más socorrido para resolver problemas financieros. Hasta noviembre, más de un millón de personas en todo el país perdieron su empleo. Para empeorar las cosas, las empresas no parecen estar contratando a nadie, lo que dificulta pronosticar cuánto demorará el encontrar un nuevo trabajo y hasta dónde la relación puede capear el temporal.

Tischler encontró un empleo tres meses después y dijo que su novia lo había apoyado. "Eso me ayudó a mantenerme de buen ánimo''.

Mantener el optimismo puede resultar difícil cuando la otra persona se hunde en la desesperación.

Para Jamie Rodríguez, el despido de su esposo como gerente de operaciones de una firma financiera en Broward significó una gran presión. Según ella, la primera reacción de su esposo, un verdadero adicto al trabajo, fue la cólera. Los meses que siguieron provocaron más tensión cuando no consiguió ninguno de los nuevos empleos que había solicitado. Las preocupaciones de dinero comenzaron a dominar las conversaciones familiares, así como la insistencia de su esposo de que no estaba cumpliendo con su deber.

"Traté de mantener una mente abierta, pero eso se convirtió en su único tema de conversación'', dijo Jamie. "A veces me quedaba más tarde en el trabajo con tal de no escucharlo''.

Aunque el apoyo de la pareja ayuda, hablar con otros puede aligerar la carga.

Susan Leventhal, asesora de WorkForce One, anima a los empleados a que se reúnan para intercambiar posibilidades de trabajo y crear un sistema de apoyo fuera del matrimonio o la relación de pareja. "Cuando un cónyuge es impaciente, puede resultar muy doloroso'', afirmó.

John Ebel, de Pembroke Pines, busca empleo desde hace 10 meses después de que perdió su puesto de evaluador de una compañía de aluminio. Se mudó a casa de su madre y se preocupa constantemente por el dinero. Cuando Ebel quiere desahogarse, lo hace con sus amigos y no con su novia. "Ella se frustra. Es más fácil hablar con un amigo porque eso no afecta su vida cotidiana''.

Entre los temas de discusión más frecuentes está el proceso de buscar empleo.

Tiffany González, la novia de Ebel, trabaja a medio tiempo y también busca un empleo a tiempo completo. Ella considera que su novio debe hacer más que buscar trabajo en internet. "Yo sé que está buscando, pero no me parece que lo esté haciendo bien''.

Mientras más dura la búsqueda, más crecen las tensiones. Después de seis meses, una mujer me contó que comenzó a leer los mensajes electrónicos de su esposo, convencida de que él necesitaba revisar mejor todas las cartas que enviaba.

Alisha Marks, vecina de Miami, no sabía muy bien cómo iba el proceso de búsqueda de trabajo de su novio. "La idea de verlo sentado todo el día en el sofá me asustaba. Cuando vine a darme cuenta, estaba metiéndome en el asunto, preguntándole a quién había llamado y si había probado con tal o cual anuncio''.

Para evitar estas conversaciones, los asesores recomiendan dosificar la comunicación. Wendy Joffe, psicóloga de South Miami, sugiere a las parejas que decidan cuánta participación, y de qué tipo, es beneficiosa para buscar empleo y evitar que una sugerencia se tome como una exigencia. ‘‘Cada persona necesita respetar el espacio de la otra y saber cuándo se excede''.

Joffe dice que las conversaciones deben incluir las finanzas y los cambios en el estilo de vida, dos fuentes de tensión, así como un nuevo presupuesto, además de la manera en que un cambio de carrera puede afectar el ingreso familiar y la presión que recae sobre el cónyuge que trabaja.

"Necesitan sentarse y elaborar una estrategia, convencerse de que ambos están del mismo lado''.

Tres meses después de que lo despidieron, Bruce Moore, de Fort Lauderdale, se pasa los días buscando empleo y ve bajar su cuenta de banco. "Yo siempre he sido autosuficiente, he sido el hombre de la casa''.

Moore tuvo que eliminar las salidas de noche con su novia y contar cada centavo para pagar sus cuentas. "Eso dificulta la relación'', afirmó.

cgoodman @MiamiHerald.com

  Comentarios