Estados Unidos

Estudio señala que los niños deben aprender en su lengua materna

El estudio hace varias recomendaciones en cuanto a la educación primaria de los niños latinos y de otros cuyo idioma principal no es el inglés y entre ellas figura que deben recibir una educación lingüística y culturalmente apropiada desde edad preescolar.
El estudio hace varias recomendaciones en cuanto a la educación primaria de los niños latinos y de otros cuyo idioma principal no es el inglés y entre ellas figura que deben recibir una educación lingüística y culturalmente apropiada desde edad preescolar.

Los niños que aprenden en la escuela en su lengua materna a una edad temprana tienen más probabilidades de ser exitosos, señala un estudio presentado hoy por el Comité de Niños Hispanos y Familias.

El estudio "Building On Latino Children Language and Culture'' asegura que utilizar el idioma y cultura de los niños de edad preescolar, de tres a cinco años, en su hogar, la escuela, centros de cuidado infantil o comunitarios, es una base mucho más firme para el aprovechamiento a corto y largo plazo.

El 32 por ciento de los niños en la ciudad de Nueva York que están por debajo de los cinco años son latinos, advierte el estudio.

Igualmente destaca que el 37 por ciento de los niños en los programas "Head Start'' en la ciudad vienen de hogares donde el español es su idioma principal.

Investigaciones de muchos años señalan que lo que el niño aprende en su propio idioma, sobre todo el aprendizaje de la cultura y las destrezas de escuchar, hablar, leer y escribir, se transfiere al otro idioma cuando se mantiene y desarrolla el primero, indicó el reconocido educador Luis Reyes.

''Eso implica que los programas bilingües, donde se aprende en dos idiomas, tienen la mejor posibilidad de cerrar las brechas en aptitud y destrezas entre los niños de mayoría y los que son lingüística y culturalmente diferentes a la mayoría'', señaló Reyes, profesor de pedagogía en el colegio universitario Lehman en El Bronx.

Sin embargo, el 69 por ciento de los niños latinos que está aprendiendo inglés en la ciudad de Nueva York -de un total de 15.788 estudiantes que no dominan este idioma- están en programas de inglés como segundo idioma y no se les educa en su lengua materna.

''La idea de la educación bilingüe es que el niño está desarrollando sus destrezas en su propio idioma a la vez que aprende lo mismo en inglés'', insistió Reyes al comentar el estudio durante un foro que se llevó a cabo en el Centro Rey Juan Carlos I de España en Manhattan.

El estudio es resultado de un foro que el Comité de Niños y Familias Hispanas realizó el pasado junio, que reunió a activistas, educadores, políticos e investigadores que discutieron la importancia de la educación temprana en los niños.

Reyes, que también es un conocido activista en la comunidad latina, destacó que uno de los problemas primordiales que afronta el sistema de educación pública de la ciudad -el más grande de la nación con más de un millón de estudiantes- es el ‘‘desmantelamiento'' de la educación bilingüe, mientras aumenta el número de niños hispanos que entra a la escuela a nivel preescolar.

Reyes atribuye a esa situación el problema de la deserción escolar, sobre todo en hispanos que no hablan otro idioma.

''Cuando a los niños se les da esa preparación en su propio idioma y el inglés como segundo idioma a una edad temprana, sobresalen en la escuela. Los que no reciben esa educación, son los que tienden a tener problemas en grados intermedios y escuela superior'', sostuvo el educador.

Agregó que hay que entender que la cultura e idioma de los niños es un activo positivo sobre el cual se puede construir la educación en lugar de entender "que el idioma del niño es un problema porque es español y no inglés''.

''O sea, que el monolingüismo ideológico del sistema anglosajón interfiere en la educación y futuro de la nación porque los hispanos vamos a hacer el 50 por ciento de los niños en las escuelas dentro de 10 ó 20 años'', afirmó.

El estudio hace varias recomendaciones en cuanto a la educación primaria de los niños latinos y de otros cuyo idioma principal no es el inglés y entre ellas figura que deben recibir una educación lingüística y culturalmente apropiada desde edad preescolar.

También señala que debe haber un método más eficaz de recopilar información de los diferentes sistemas (federal, estatal y municipal) de la ciudad para saber de manera precisa cuántos niños latinos hay en el sistema de educación y centros de cuidado infantil de la ciudad y cuántos hay en los programas de inglés como segundo idioma.

Igualmente recomienda que tiene que haber mejores prácticas para el reclutamiento y entrenamiento del personal educativo, adiestrado para que sea bilingüe, que entienda el componente cultural en una ciudad, donde el 28 por ciento de la población es hispana.

Además dice que las estrategias del estado y la ciudad para llegar a la comunidad latina deben ser más efectivas y para ello se propone que en aquellos lugares donde ésta se congrega como iglesias, centros culturales y pequeños negocios se distribuya información adecuadamente traducida y que responda a las distintas versiones del español ya que los términos para denominar una cosa puede variar de país en país.

''Tanto el estado como la ciudad tienen que tener un conocimiento de las características de las comunidades y cuando se trata de las latinas tenemos una diversidad cultural, étnica y social y eso tiene que tomarse en cuenta'', señaló por su parte Vanessa Ramos, quien formó parte hoy del grupo que presentó el estudio.

  Comentarios