Estados Unidos

Preparan orden para cierre de Guantánamo

El presidente electo Barack Obama se prepara para emitir una orden ejecutiva en su primera semana en el cargo, quizás el mismo primer día, para iniciar el cierre de la prisión militar de Estados Unidos en Guantánamo, Cuba, según dos asesores del equipo de transición.

No es probable que la instalación se clausure pronto. En una entrevista el fin de semana, Obama dijo que sería un desafío cerrarla incluso en los primeros 100 días de su gobierno.

Pero la orden, que según uno de los asesores podría emitirse el propio 20 de enero, iniciaría el proceso de determinar qué hacer con los aproximadamente 250 presuntos agentes talibanes y de Al Qaida detenidos allí. La mayoría de los detenidos todavía no han sido acusados de delito alguno.

Esta sería una de varias órdenes ejecutivas que Obama planea emitir poco después de asumir el cargo el próximo martes, según los asesores. También se espera que prohíba ciertos métodos de interrogatorio, pero hasta el lunes no había detalles al respecto.

Los asesores hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados para hablar públicamente sobre el asunto.

Brooke Anderson, portavoz del equipo de transición presidencial, declinó comentar al respecto el lunes.

La Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) informó que la orden será un primer paso importante pero exigió detalles del proceso de clausura de la prisión.

"Lo que necesitamos son detalles específicos para la eliminación de las comisiones militares y la liberación o el encausamiento de los detenidos que hace años están en esta situación indefinida'', dijo Anthony Romero, director ejecutivo de la ACLU, en un pronunciamiento.

"Una orden ejecutiva sin esos detalles, especialmente después que el equipo de transición ha tenido meses para desarrollar un plan sobre un tema importante, es insuficiente'', agregó.

Los dos asesores dijeron que la orden ejecutiva contempla la revisión de todos los casos de los detenidos en Guantánamo para determinar si se los libera o se les mantiene presos, en cuyo caso dónde se les albergaría.

Ya se ha aprobado la liberación de muchos de los detenidos de Guantánamo y otros podrían ser enviados a sus países y detenidos allí. Los dos asesores de Obama dijeron que se espera que países que al principio se resistieron a recibir detenidos estén más dispuestas a hacerlo ahora con el nuevo gobierno.

Los asesores dicen que para Obama el tema más escabroso es qué hacer con el resto de los prisioneros, entre ellos al menos 15 considerados entre los más peligrosos.

Los que envíen a territorio estadounidense tendrían ciertos derechos jurídicos de los que carecían en Guantánamo.

Tampoco se sabe con claridad si serían sometidos a juicio en tribunales militares o tribunales civiles federales. Otro problema es dónde mantener a los detenidos.

Durante la campaña presidencial, Obama prometió cerrar la prisión de Guantánamo, lo que le acarreó simpatía de expertos constitucionales, defensores de las libertades civiles y otros que dijeron que a la detención indefinida de estas personas era una infracción a las leyes internacionales. Pero Obama admitió en una entrevista el domingo que el proceso de cerrar la cárcel sería más difícil y prolongado de lo que se esperaba inicialmente.

"Es un reto'', dijo Obama en el programa This Week. "Creo que va a tardar algún tiempo y nuestros abogados están consultando con el equipo de seguridad nacional para determinar exactamente qué debemos hacer'', dijo. "Pero no quiero ser ambiguo'', dijo. "Vamos a cerrar [la prisión de] Guantánamo y establecer procedimientos que respeten la Constitución''.

El presidente George Bush estableció los tribunales militares especiales para encausar a los detenidos en Guantánamo y también apoya el cierre de la prisión, pero se opone enfáticamente a traer a esos detenidos a Estados Unidos.

Algunos legisladores han sugerido bloquear la transferencia de los detenidos a por lo menos dos instalaciones militares: la prisión militar del Ejército Fort Leavenworth, Kansas, y una de la Marina de Guerra en Charleston, Carolina del Sur. También se ha contemplado una prisión de la Infantería de Marina en Camp Pedleton, en el sur de California, según un oficial del Pentágono.

El senador Sam Brownback, republicano por Kansas, dijo el lunes que "es difícil explicar las razones para encarcelar en Kansas a sospechosos de terrorismo''.

"Si cierran la prisión de Guantánamo se debe construir otra específicamente para esos detenidos'', dijo Brownback en un pronunciamiento. Un equipo del Pentágono también estudia el cierre de la prisión de Guantánamo y el traslado de los detenidos, pero el portavoz Bryan Whitman dijo ayer que no sabía si el plan estaba listo.

  Comentarios