Estados Unidos

Michelle Obama aprende español con niños de centro comunitario

La primera dama lee un libro a los niños del Mary's Center en Washington. Michelle aprendió algunas palabras en español durante la visita que hizo a un centro hispano en Washington, en el que fue su primer contacto con la comunidad latina desde que llegó a la Casa Blanca.
La primera dama lee un libro a los niños del Mary's Center en Washington. Michelle aprendió algunas palabras en español durante la visita que hizo a un centro hispano en Washington, en el que fue su primer contacto con la comunidad latina desde que llegó a la Casa Blanca. AP

La primera dama Michelle Obama aprendió algunas palabras en español durante la visita que hizo a un centro hispano en Washington, en el que fue su primer contacto con la comunidad latina desde que llegó a la Casa Blanca.

La pequeña Sulema, de tres años, enseñó a Michelle Obama cómo se dice, "rana'' y "oveja'' en español, algunos de los animales que aparecen en el cuento "Brown Bear Brown Bear'', uno de los favoritas de sus hijas, Sasha y Malia, que leyó para un grupo de niños del Mary's Center.

En un gesto hacia la comunidad latina, la primera dama visitó este centro de referencia entre los hispanos que abrió sus puertas en los años ochenta para ayudar a madres latinoamericanas con pocos recursos y que ahora atiende a más de 14,000 personas al año.

Allí tuvo la oportunidad de conocer en primera persona la historia de una pareja guatemalteca que ha recibido asistencia de este centro, donde además de atención sanitaria también imparten cursos para padres, clases de inglés, y talleres para niños y adolescentes.

Michelle se reunió primero con la directora y fundadora del Mary's Center, la colombiana María Gómez, quien le explicó los programas que esta organización no gubernamental proporciona a miles de familias sin recursos.

La primera dama consideró que este es un "centro ejemplar, que ha tenido un papel especialmente importante entre la comunidad hispana de Washington y un modelo a seguir en todo el país''.

''Ahora vivimos aquí, ya no somos visitantes en Washington, esta es nuestra comunidad y estoy aquí porque queremos ser parte y estar comprometidos con ella'', dijo la primera dama, que no tuvo reparos en sentarse en una alfombra para estar más cerca de los niños.

Tras recibir besos y abrazos de los niños de preescolar la primera dama escuchó las inquietudes de un grupo de adolescentes de entre 15 y 17 años que le preguntaron sobre sanidad, inmigración y el futuro de la educación en el país.

En un tono distendido Michelle expuso el motivo de su visita: "quiero saber qué os preocupa, quiero aprender cómo son vuestras vidas, puedo imaginármelo, puedo leerlo en el periódico, pero quiero que me lo contéis''.

La primera dama aseguró que entre los planes que tiene el gobierno para rescatar la economía uno de los objetivos "es asegurase de que va a haber dinero para becas y de que tengáis todos la oportunidad de ir a la Universidad, si así lo deseáis''.

A las preguntas de los jóvenes aseguró que uno de los asuntos "sobre lo que el Presidente trabajará muy duro'' será conseguir una reforma migratoria "centrada en mantener las familias unidas''.

También hizo referencia a la ley de cobertura sanitaria para personas con pocos recursos, recientemente aprobada, que beneficiará a los niños hispanos, "lo importante ahora es que la ayuda llegue y el hecho de que existan centros como este ayuda''.

Cristi, de 15 años y origen colombiano, dijo que sintió que la primera dama "comprende a los jóvenes, se comunica con nosotros y creo que va a hacer cosas buenas por nosotros, igual que Obama''.

La directora del centro María Gómez señaló la sencillez de la primera dama y aseguró que durante su reunión "entendió la importancia de la salud y de dar apoyo a las familias para que salgan adelante y quiere que las políticas se pongan en práctica''.

''Hay mucho trabajo que hacer'' recordó Michelle, quien antes de irse dijo a los jóvenes hispanos "nunca olvidéis de dónde venís''.

El Mary's Center, fundado en 1988, nació como un centro de atención maternal y pediátrica para atender a madres latinoamericanas sin recursos, pero que con el paso de los años ha ido ampliado sus servicios y actualmente atiende a 14,000 personas al año de distintas nacionalidades.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios