Estados Unidos

Un tribunal concluye que las vacunas no provocan autismo

MCT Direct

Las vacunas no son responsables del autismo, declaró el jueves un tribunal federal especial, asestando un golpe a miles de familias que esperaban conseguir compensación y a muchas más que están convencidas de la conexión.

Los jueces especiales que decidieron el caso expresaron compasión por las familias, algunas de las cuales han hecho emotivos llamamientos describiendo la condición de sus hijos, pero los fallos fueron terminantes: no hay pruebas de que exista un vínculo entre las vacunas y el autismo.

Las pruebas son "débiles y contradictorias'', concluyó la jueza especial Denise Vowell. ‘‘Desafortunadamente, los peticionarios en este litigio han sido víctimas de la mala ciencia dirigida a apoyar un litigio más bien que a promover la comprensión médica y científica'' del autismo.

Hace años que los científicos concluyeron que no hay ningún vínculo, pero el fallo del jueves en un trío de casos tiene consecuencias de largo alcance. El mismo ha tranquilizado a los padres temerosos de vacunar a sus bebitos debido a un pequeño pero activo movimiento anti-vacuna. Algunas enfermedades prevenibles por las vacunas, incluyendo el sarampión, están en ascenso y el pasado otoño un bebé de Minnesota que no había sido vacunado contra la meningitis murió de ese mal.

El tribunal especial representaba una posibilidad de vindicación para las familias que culpan a las vacunas por el autismo de sus hijos. Conocido como "el tribunal del pueblo'', el Tribunal de Reclamaciones de EEUU es diferente de muchas otras cortes: las familias implicadas no tenían que probar que las inoculaciones habían ocasionado el complejo problema neurológico, sólo que existiera una probabilidad de ello.

Se han presentado más de 5,500 reclamaciones por familias que están buscando compensación a través del Programa de Compensación de Lesiones por Vacunas del gobierno, y los fallos del jueves se relacionaban con los primeros tres casos en los que habría que decidir cuál, si alguna, reclamación tiene mérito. Los primeros casos alegaron que una combinación de la vacuna sarampión-paperas-rubeola más otras inoculaciones habían disparado el autismo.

"Tengo que decidir este caso no en base al sentimiento sino analizando las pruebas'', dijo el experto George Hastings Jr., refiriéndose específicamente a Michelle Cedillo, natural de Yuma, Arizona, que padece de autismo, una inflamación del vientre y otros problemas que, según sus padres, fueron ocasionados por una vacuna contra el sarampión que se le administró cuando tenía 15 meses.

"Desafortunadamente, los Cedillo han sido mal orientados por médicos culpables, en mi opinión, de graves errores médicos'', afirmó Hastings. Abogados de las familias dijeron sentirse decepcionados y que podrían apelar.

"No había prueba científica de que las vacunas causaran autismo pero ese no era el estándar, el estándar era la probabilidad'', dijo el abogado Kevin Conway, de Boston.

"Ciertamente que esas tres familias están decepcionadas con el fallo'', añadió Tom Powers, un abogado de Portland, Oregón, que ha supervisado todas las reclamaciones. "Es un gran paso, un paso significativo pero no es el último''.

En realidad, el fallo de la corte hará muy poco por cambiar el modo de pensar de los padres que creen que las vacunas han perjudicado a sus hijos, dijo el jefe de un grupo de consumidores que cuestiona la seguridad de las vacunas, el Centro Nacional de Información sobre Vacunas.

"Creo que es un error llegar a la conclusión de porque a unos pocos casos se les haya negado compensación, ha quedado decidido que las vacunas no juegan ningún papel en el autismo regresivo'', dijo Bárbara Loe Fisher, la presidenta del centro.

El tribunal todavía tiene que decidir sobre otros casos que alegan un vínculo distinto, que las vacunas que una vez contuvieron timerosal, un preservativo que contenía mercurio, eran las responsables, si el mercurio había llegado y perjudicado las neuronas del cerebro. Powers dijo que las familias que hacen esa alegación se mantienen esperanzadas. La corte no ha dado ningún plazo para un fallo.

  Comentarios