Estados Unidos

La recesión impacta entidad protectora de planes de pensión

General Motors Corp.
General Motors Corp. AP

La profunda recesión que vive el país también ha afectado a una poco conocida entidad del gobierno que asegura las pensiones de 44 millones de empleados y retirados del país.

La Corporación de Garantía de Beneficios de Pensión (PBGC) ya tenía un déficit de $11,000 millones que se cree que aumentará en momentos en que las empresas atraviesan la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

Mientras las compañías declaran déficits en sus fondos de pensión, se cree que la PBGC se verá obligada a tomar el control de las pensiones de un número cada vez mayor de empresas que se han declarado en bancarrota.

Eso significa más deudas antes que la situación comience a mejorar.

El futuro financiero de la PBGC es difícil de pronosticar. Depende de las tasas de interés, el tiempo que dure la recesión y la suerte de la propia entidad en el mercado de valores, donde tiene invertidos miles de millones.

La agencia tiene $63,000 millones en activos, pero está obligada a gastar $74,000 millones en beneficios de pensión en los próximos años. La PBGC tal vez tenga tiempo de recuperarse, pero a largo plazo podría quedar insolvente y necesitaría una ayuda financiera.

La PBGC funciona sin mucho ruido en un edificio de oficinas a pocas cuadras de la Casa Blanca. Su destino es importante para los trabajadores que están cubiertos con más de 29,000 planes de pensión y también para todos los contribuyentes, a quienes se les podría pedir que paguen la factura si el futuro financiero empeora.

El Congreso creó la PBGC en 1974 para garantizar la seguridad de retiro de los empleados protegidos por planes de pensión. La PBGC, que no recibe dinero de impuestos, recibe fondos de las primas que pagan las compañías que patrocinan los planes de pensión, además de los ingresos de sus inversiones.

La cuenta de resultados ha sufrido en años recientes. Nueve de las 10 mayores cancelaciones de planes de pensión en la historia de la PBGC, como los de United Airlines, Bethlehem Steel y Kaiser Aluminum, han ocurrido desde el 2001.

Cuando un plan se cancela la PGBC asume y paga los beneficios a los empleados retirados. Sin embargo, los retirados tal vez no reciban la cantidad total que la empresa les prometió. En la actualidad, la cifra máxima garantizada es $54,000 anuales para una persona que se retira a los 65 años.

Algunos expertos en pensiones se encogieron de hombros ante el déficit de $11,000 millones de la PBGC, señalando que la entidad han funcionado con déficit durante gran parte de su existencia. Los conocedores afirman que la PBGC tiene muchos años para recuperar sus pérdidas y cumplir sus obligaciones con los retirados.

Por el momento, la PBGC, que espera la llegada de un nuevo jefe, seguirá en la lista de supervisión de "alto riesgo'' de la Oficina de Fiscalización del Congreso (GAO) por séptimo año consecutivo debido a las preocupaciones de que la crisis económica crisis podría significar más cancelaciones de planes de pensión y aumentar su déficit. Asumir los planes de pensión de General Motors Corp., que recientemente anunció la eliminación de 10,000 empleos, podría duplicar el déficit de $11,000 millones. Sin embargo, el PBGC también podría heredar activos sustanciales del plan de pensión de la firma automotriz.

La PBGC redujo casi $3,000 millones de su déficit en el año fiscal 2008, que terminó el 30 de septiembre, porque 13 fabricantes de componentes para automóviles se reorganizaron y no pasaron sus responsabilidades de pensión a la institución.

Esto sucedió antes que el mercado empeorara.

De cualquier modo, los expertos insisten que una nueva estrategia de inversiones, que le permite a la PBGC invertir más dinámicamente en acciones e inversiones alternativas, hace que sea menos probable que necesite ayuda multimillonaria por parte del Congreso.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios