Estados Unidos

Incierto el número de empleos 'verdes' que generará el estímulo

Muchos de los empleos que podría crear el paquete de estímulo económico serían generados por las partes del plan que se destinan también a combatir el calentamiento global y a reducir la dependencia del país de combustibles fósiles.

El plan de estímulo por un valor de $787,200 millones que el presidente Barack Obama firmará hoy incluye la mayor inversión nacional hasta el momento en energía limpia. Más de $80,000 millones en recortes se dedicarán a desarrollar energía doméstica renovable, una mejor red de transmisión eléctrica, investigaciones energéticas y programas para reducir el uso de combustibles fósiles, tales como aislar viviendas y edificios federales.

Es difícil precisar cuántos nuevos empleos "verdes'' se esperan. Los economistas gubernamentales usan una fórmula para calcular cuántos empleos pueden surgir de un paquete de estímulo fiscal, pero hay incertidumbre todavía. Algunos de los resultados dependerán de las decisiones que el Departamento de Energía y los estados tomen sobre cómo gastar el dinero.

Aun así, es posible mirar el panorama general y ver cómo los gastos en el medioambiente pueden crear algunos empleos en los sectores industriales y manufactureros más afectados.

Dorothy Coleman, la vicepresidenta de impuestos y política económica doméstica de la Asociación Nacional de Fabricantes, dijo que no ha estimado el número de empleos en el campo de la energía que el plan de estímulo podría producir, pero que la asociación esperaba que las cláusulas de energía renovable ayudarán a algunos de sus miembros a expandir su producción y aumentar el número de trabajadores.

La asociación dio su apoyo por esa razón a los incentivos para el desarrollo de energía eólica y solar, dijo Coleman.

Del mismo modo, colocar aislamiento térmico en escuelas, hospitales, edificios federales y hogares crearía una demanda de artículos fabricados en Estados Unidos, tales como ventanas más eficientes en el ahorro de energía, afirmó ella.

Los economistas de la Casa Blanca han dicho que el plan general de estímulo crearía o salvaría más de 3.5 millones de trabajos para fines del 2010.

El gobierno estima que casi 500,000 empleos serán creados hacia fines del 2010 a base de las inversiones en el sistema de transmisión de energía, la tecnología de pilas eléctricas y el ahorro de energía.

Robert Pollin, profesor de Economía y codirector del Instituto de Investigaciones de Economía Política de la Universidad de Massachusetts, dijo que la porción de inversiones "verdes'' del estímulo crearía unos 1.7 millones de empleos, alrededor del 30 por ciento de los mismos en la construcción.

"Por supuesto, la crisis de los empleos se está profundizando rápidamente, de modo que un aumento en los gastos en inversiones "verdes'' y creación de empleos no es lo suficientemente grande en sí misma para combatir las fuerzas contrarias de la recesión'', dijo Pollin.

No obstante, Pollin ha dicho que las inversiones en tecnología "verde'' crearán más de tres veces los empleos que crea la producción de combustible fósil porque generalmente requieren más trabajadores y gran parte del dinero se queda en la economía estadounidense.

Daniel Weiss, del Centro para el Progreso Americano, un grupo liberal de investigación política en Washington, dijo que el plan de recuperación de Obama haría crecer en más del triple toda inversion en energía limpia.

Los elementos de eficiencia del plan son útiles porque ponen a la gente a trabajar pronto y ponen dinero en los bolsillos de los que pagan cuentas de calefacción o aire acondicionado todos los meses --y esos ahorros aumentarán, un año tras otro, opinó Nathan Hultman de la Escuela de Política Pública de la Universidad de Maryland.

"Podría decirse que es una mejor inversión que cualquier otra que pueda hacerse en la economía'', dijo.

La Casa Blanca estima que la familia promedio ahorraría $350 al año en calefacción y aire acondicionado luego de colocar un aislamiento térmico.

Los gastos en aislamiento térmico crearían empleos con rapidez, dijo Hultman, porque no hay necesidad de inventar nada: los materiales y las habilidades están disponibles.

El proyecto de ley separa $5,000 millones para mejorar los ahorros energéticos en más de un millón de viviendas de ingresos modestos, y unos $4,500 millones para aislar edificios de oficinas federales.

Alrededor del 40 por ciento del uso de energía y de las emisiones de carbono en Estados Unidos provienen de la construcción, la operación y la electrificación de edificios.

Otras partes del plan de estímulos se relacionan con la energía limpia y podrían crear empleos:

* Transporte público: la medida brinda $8,400 millones para el transporte público y $8,000 millones en raíles de alta velocidad.

El proyecto de ley brinda asimismo un crédito fiscal de hasta $7,500 por vehículos híbridos recargables y fondos para tecnología avanzada de pilas eléctricas, en un esfuerzo por estimular la industria automotriz.

* Energía renovable: durante la próxima década, el gobierno brindará $20,000 millones en incentivos de impuestos por energía renovable y ahorro, incluyendo subsidios y una extensión del crédito de producción de energía renovable.

rschoof@mcclatchydc.com

El redactor de McClatchy Jack Chang contribuyó a este reportaje.

  Comentarios