Estados Unidos

¿Cómo nos beneficiaría el estímulo económico?

EL PAQUETE asigna $54,000 millones a un fondo para combatir los recortes presupuestarios
a la educación a nivel estatal.
EL PAQUETE asigna $54,000 millones a un fondo para combatir los recortes presupuestarios a la educación a nivel estatal. AP

El paquete de estímulo por $787,000 millones de dólares del presidente Barack Obama se propone revivir la abatida economía del país. He aquí algunas de las esferas específicas en que el ciudadano promedio se beneficiará.

*Impuestos:

Hay beneficios para las familias con hijos en la universidad, para los que compren automóviles nuevos, vivienda por primera vez, o modifiquen las que tienen para que consuman menos energía.

Millones de trabajadores recibirán $13 adicionales en sus cheques semanales por el resto del año, derivados de una reducción impositiva de $400. Las parejas recibirán una reducción que podría llegar a los $800. En el 2010, el beneficio será de $7.70 semanales al distribuirse la suma a lo largo de todo el año.

Se darán $1,000 por hijo a familias que no ganan lo suficiente como para pagar impuestos. Las familias de bajos ingresos con tres o más hijos tendrán mayores reducciones impositivas.

Las personas de ingresos medianos o altos no deberán pagar el impuesto mínimo alternativo.

Quienes compren su primera vivienda antes del 1ro. de diciembre podrán solicitar una reducción de impuestos de $8,000 y quienes adquieran un auto nuevo antes de fin de año podrán descontar los impuestos a la venta en su declaración de fin de año.

Los propietarios que instalen ventanas, aires acondicionados o calderas que reducen el consumo de energía pueden solicitar un reembolso del 30 por ciento del gasto, hasta $1,500. Los estudiantes universitarios, o sus padres, podrán solicitar reducciones impositivas de hasta $2,500 para cubrir los costos en el 2009 y el 2010.

Quienes cobren seguro de desempleo este año no deberán pagar impuestos sobre los primeros $2,400.

*Salud:

Mucha gente que se quede sin seguro médico al perder su trabajo pagará menos por ese servicio mientras busca otro empleo.

En la actualidad, toda persona que se queda sin trabajo puede mantener su cobertura por 18 meses bajo el plan conocido por sus siglas como COBRA, pero a menudo debe pagar $1,000 por mes. El gobierno cubrirá hasta el 65 por ciento de esos pagos los primeros nueve meses.

El proyecto abarca sólo a quienes perdieron sus trabajos entre el 1ro. de septiembre del 2008 y fines del 2009.

Hay $87,000 millones para ayudar a los estados a administrar el Medicaid, algo que ayudaría a revertir los recortes que los estados le han impuesto a ese programa.

*Infraestructura:

Se contempla la primera repavimentación de carreteras en décadas. El reemplazo de cañerías de agua viejas y la reparación y el refuerzo de puentes.

Pero los $90,000 millones asignados a estos proyectos representan apenas un pago inicial, ya que hará falta mucho más dinero para renovar la infraestructura del país. Y no todos los economistas están de acuerdo en que esta es la mejor forma de crear trabajos a largo plazo o de estimular la economía.

*Energía:

Los propietarios de viviendas que ahorren energía, los fabricantes de paneles solares y turbinas a viento y las compañías que modernizan sus redes de suministro de electricidad saldrán beneficiadas.

Hay $42,000 millones para iniciativas que buscan reducir el consumo de energía, incluidas reducciones en los impuestos de los propietarios de viviendas y garantías de préstamos o subsidios para empresas.

El plan tiene una reducción impositiva del 30 por ciento, hasta $1,500, para quienes instalen en sus viviendas aires acondicionados o equipos de calefacción que ahorren energía. También ayudará a quienes usen ventanas más eficientes o mejoren el aislamiento de sus áticos.

Se asignaron $20,000 millones a proyectos que contemplan la instalación de turbinas de viento o paneles solares que reducen el consumo de energía en escuelas y edificios públicos.

Hay $11,000 millones para la modernización y expansión de la red nacional de suministro eléctrico y $2,000 millones para la investigación con miras a la producción de baterías para automóviles eléctricos en el futuro.

*Escuelas:

El principal objetivo es que los maestros y profesores conserven sus puestos. Un estudio indica que unos 600,000 educadores podrían perder sus empleos como consecuencia de los recortes presupuestarios.

El paquete asigna $54,000 millones a un fondo que tiene por fin combatir los recortes presupuestarios a nivel estatal. De esa cifra, $39,000 serán usados en institutos de enseñanza. Hay $29,000 millones para otros programas educativos que ayudan a pagar los sueldos de los maestros.

*Deuda:

Una cosa es segura: este paquete de $787,000 millones aumentará la deuda nacional.

Se pronostica que el déficit del año fiscal que comenzó el 1ro. de octubre será de $1.6 billones, tres veces el del año pasado.

El déficit crece día a día por los nuevos gastos y la disminución de los ingresos impositivos, derivada de la pérdida de trabajos y la quiebra de empresas.

La deuda es hoy de $10.7 billones, o $36,000 por cada estadounidense.

Este año los intereses de la deuda ascenderán a los $500,000 millones y serán el cuarto gasto más importante del gobierno, detrás de los programas de salud Medicare-Medicaid, el fondo de pensiones (Social Security) y los gastos militares.

Tomará años saldar esta deuda, que recaerá en nuestros hijos y probablemente nuestros nietos, y traerá aparejados impuestos más altos y menos servicios. Además, obligará al gobierno a seguir pidiendo préstamos en China, Japón, Gran Bretaña, Arabia Saudita y otros países.

*Medio ambiente:

Hay $9,200 millones para proyectos de defensa del medio ambiente, que deben ser usados en iniciativas tales como rellenar minas abandonadas en terrenos públicos y en la infraestructura de los servicios de agua potable.

El dinero cubrirá sólo un porcentaje menor de los trabajos de limpieza ecológica y de mejoras de parques nacionales y otros terrenos públicos que ya hay pendientes.

*Policía:

Hay $3,700 millones para programas policiales, sobre todo la contratación de más agentes.

Unos $2,000 millones serán destinados a un programa que subvenciona unidades dedicadas a la lucha contra las drogas y la rehabilitación de reos, entre otros temas.

Estos programas habían sido suspendidos por George W. Bush. Se asignaron $40 millones para vigilar la frontera con México.

*Educación superior:

Se aumentó de $4,731 a $5,350 la suma que puede recibir un estudiante universitario de bajos ingresos que pide las becas Pell (Pell Grant). En el año lectivo de 2010-2011, esa cifra será de $5,550, que cubrirán tres cuartos del costo promedio de un programa universitario básico. Otros 800,000 estudiantes podrán solicitar estas becas, lo que elevará a 7 millones el total de beneficiados.

Se dispuso una reducción impositiva de $2,500 dólares, de los cuales sólo el 40 por ciento debe ser repuesto. Las familias que no ganan lo suficiente como para pagar impuestos podrán recibir hasta $1,000 adicionales en ayuda para los estudios.

Parte de los $39,000 millones asignados a la educación serán usados para modernizar las escuelas.

Hay $15,000 millones para la investigación científica, que serán distribuidos en universidades.

Se calcula que se invertirán $32,000 millones en la educación superior.

*Los pobres:

Más de 37 millones de personas que viven en la pobreza podrán recibir ayuda adicional. Los que reciben cupones de alimentos (30 millones, aunque esa cifra va en aumento) dispondrán de más dinero. Quienes cobran seguro de desempleo (5 millones, en aumento) recibirán $25 dólares más y tendrán ese beneficio por más tiempo. Las personas que reciben mensualidades complementarias (7 millones de ancianos e incapacitados) tendrán derecho a un bono único de $250.

Muchas personas de bajos ingresos tendrán derecho a otros beneficios impositivos que se cree evitarán que 2 millones de individuos caigan en la pobreza.

  Comentarios