Estados Unidos

Gobernadores divididos sobre el plan de estímulo de Obama

President Barack Obama addresses the nation's governors during a dinner in the State Dinning Room, Sunday, Feb. 22, 2009, at the White House in Washington. (AP Photo/Haraz N. Ghanbari
President Barack Obama addresses the nation's governors during a dinner in the State Dinning Room, Sunday, Feb. 22, 2009, at the White House in Washington. (AP Photo/Haraz N. Ghanbari

Los gobernadores no suelen discutir si deben recibir dinero del gobierno federal; lo que sí discuten es la cantidad de dinero que consideran han de obtener. Sin embargo, algunos gobernadores están divididos en cuanto al plan de estímulo del presidente Barack Obama y si los miles de millones que ofrece son siempre una buena decisión.

El gobernador Haley Barbour, republicano por Missi-ssippi, ha dicho que está pensando si devuelve millones de dólares como ayuda para el desempleo, toda vez que obligará a su estado a elevar los impuestos cuando el dinero del estímulo se acabe mediante un impuesto a los empleadores.

El gobernador republicano de Louisiana, Bobby Jindal, comparte esa preocupación relacionada con las condiciones que acompañan a los dólares de estímulo así como el enfoque general del plan sobre el manejo de la crisis económica.

"No creo que la mejor manera que tiene el gobierno de hacerlo es gravar con impuestos y pedir más dinero'', dijo Jindal ayer en el programa Meet the Press de NBC. ‘‘Si todo lo que hacen es conseguir préstamos de dinero federal y dárselo a los estados, lo único que en realidad hacemos es demorar lo inevitable. De todos modos, en algún momento tendremos que tomar las decisiones difíciles''.

Los gobernadores republicanos que se encuentran en la ciudad para la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores le restaron importancia a una división en cuanto al plan de estímulo. Charlie Crist, gobernador de la Florida, se encontraba entre aquéllos que aprueban el plan a pesar de los reparos que le ponen.

"Hay épocas de crisis en las que se necesita trabajar juntos con el fin de superar esas crisis. Creo que ésta es una de esas épocas'', declaró Crist en NBC.

Un congresista anunció ayer una legislación destinada a que los estados que quieren el dinero obtengan una parte de los fondos que otros no desean. El representante Anthony Weiner, demócrata por Nueva York, dijo que su propuesta reasignará fondos de los cinco estados --Alaska, Mississippi, Louisiana, Carolina del Sur e Idaho-- que anuncian podrían rechazar algunas cantidades del dinero de estímulo.

"Si algunos gobernadores deciden rechazar el dinero, los 45 estados restantes deben poder utilizarlo para crear miles de empleos'', dijo Weiner. "Tenemos suficientes proyectos en todo el país que darán trabajo a la gente y ayudarán a lograr crecimiento y estabilidad económicas a largo plazo''.

Algunos demócratas se decidieron por una línea más dura el sábado en una conferencia de prensa organizada por la Asociación de Gobernadores Demócratas para elogiar a Obama por su liderazgo en formular el plan de estímulo para combatir la crisis.

Brian Schweitzer, de Montana, presidente de la asociación, y el gobernador de Maryland, Martin O`Malley, desestimaron a los detractores republicanos por considerarlos republicanos "marginales'' que aspiran a ganar relevancia política.

"Todos nosotros estamos comprometidos a trabajar con el presidente Obama para sacar la economía de la nación del hoyo en que la sumiera George Bush'', dijo O`Malley. "Si alguno de los gobernadores marginales no desea hacerlo, debe echarse a un lado para no obstaculizar los intereses del país''.

  Comentarios