Estados Unidos

Mesurado plan de Obama para retirada de Irak

Obama dijo que entre 30,000 y 50,000 efectivos permanecerán en el país para entrenar a las fuerzas iraquíes y ejecutar misiones antiterroristas.
Obama dijo que entre 30,000 y 50,000 efectivos permanecerán en el país para entrenar a las fuerzas iraquíes y ejecutar misiones antiterroristas.

En una medida que ha irritado a muchos demócratas pero que fue saludada por los republicanos, el presidente Barack Obama anunció ayer que retirará las fuerzas de combate de EEUU de Irak el 31 de agosto del 2010, pero que dejará hasta 50,000 soldados allí hasta el 2011.

Fue una irónica decisión para un nuevo comandante en jefe cuya campañas presidencial se basó inicialmente en su temprana oposición a la guerra de Irak y en su promesa de terminarla de ser electo.

"Estoy profundamente disgustado por la sugerencia de que 50,000 soldados van a permanecer en Irak'', dijo el representante Lynn Woolsey, demócrata por California. ‘‘Esto es inaceptable''.

"Dudo que una fuerza tan grande sea necesaria para combatir cualquier fuerza remanente de Al Qaida en Irak o si eso va a contribuir a la estabilidad de la región'', dijo el senador Russ Feingold, democrata por Wisconsin.

"Uno no puede dejar tropas de combate en un país extranjero para hacer operaciones de combate y llamarlo el fin de la guerra. Uno no puede estar dentro y fuera al mismo tiempo'', dijo el representante Dennis Kucinich, demócrata por Ohio. "Tenemos que terminar con este triste capítulo de la historia de EEUU''.

El senador John McCain, republicano por Arizona, elogió el plan.

"Hemos gastado gran cantidad de sangre y dinero americano en Irak'', dijo McCain. ‘‘Finalmente estamos en camino del éxito. Ahora no es el momento para una crisis de confianza''.

McCain dijo estar de acuerdo con Obama en que EEUU debería de mantener 50,000 tropas en Irak después de la salida de los efectivos de combate, siguiendo la recomendación del comando militar norteamericano. Le preocupa, sin embargo, la presión de los demócratas que quieren una retirada más rápida.

"Me preocupan... declaraciones hechas por un cierto número de colegas señalando que, por razones totalmente apartes de la necesidad de asegurar nuestros objetivos en Irak, debíamos de tener una presencia mucho menor'', dijo McCain. "El gobierno no debe sucumbir a presiones políticas o de otro tipo para hacer rebajas más profundas o más rápida en los niveles de nuestras fuerzas''.

Los dirigentes republicanos del Senado y la Cámara -el senador Mitch McConnell por Kentucky y el representante John Boehner por Ohio-- también hicieron declaraciones elogiando la posición de Obama en relación con Irak.

Obama viajó a Camp Lejeune para anunciar su política iraquí -que se había filtrado varios días antes- en un gimnasio lleno con 2,700 infantes de Marina en uniforme de camuflaje. Unos 8,000 marines de esta base cerca de Jacksonville, Carolina del Norte, saldrán esta primavera rumbo a Afganistán, donde Obama está aumentando la presencia de EEUU.

El Presidente dijo que, tras casi seis años, era hora de terminar la guerra de Irak.

"No podemos sostener indefinidamente un compromiso que ha sido una carga para nuestras fuerzas armadas y le ha costado al pueblo americano casi un billón de dólares'', dijo.

"Los hombres y mujeres en uniforme han combatido cuadra por cuadra, provincia por provincia, año tras año, para darle a los iraquíes esta oportunidad de escoger un futuro mejor. Ahora tenemos que pedirle al pueblo iraquí que la aproveche''.

Dijo que retiraría tropas en los próximos 18 meses, un plazo un poco más largo de lo que prometió su campaña de salir en 16 meses. Dijo haber aceptado el consejo de los comandantes militares de extender el plazo.

El ritmo de la retirada se dejará a los comandantes y estará determinado por los eventos en el terreno así como por la política en Washington. Los comandantes estarán observando para garantizar tener suficientes tropas para mantener las ganancias hechas y salvaguardar las elecciones nacionales de diciembre.

Aunque la bajas americanas e iraquíes han bajado fuertemente, y las recientes elecciones provinciales se desarrollaron sin grandes incidentes, no está claro si las facciones rivales iraquíes y sus milicias han renunciado a la violencia o si simplemente están esperando. Otro factor que pudiera alterar el cronograma de Obama será la velocidad con la que las fuerzas armadas iraquíes puedan mantener el orden sin ayuda americana.

En ruta hacia Camp Lejeune, Obama llamó al Primer Ministro iraquí Nouri al Maliki y luego al ex presidente George W. Bush para hablarles personalmente sobre su cronograma.

La controversia está centrada en su decisión de dejar una fuerza de entre 35,00 y 50,000 soldados americanos para entrenar, equipar y asesorar a las fuerzas iraquíes, ayudar a proteger las fuerzas en retirada y trabajar en el contraterrorismo. Permanecerán hasta el 31 de diciembre del 2011, la fecha en que el gobierno de Bush había acordado retirar todas las tropas bajo su pacto con Irak.

Ese cronograma también pudiera depender de las condiciones en Irak y de la necesidad de tropas americanas adicionales en Afganistán, donde los talibanes han hecho avances significativos y donde también hay programadas elecciones nacionales.

  Comentarios