Estados Unidos

Lucha contra narcoviolencia en México tiene máxima prioridad para EEUU

La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi.
La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. EFE

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi afirmó que la ayuda de EEUU para atajar la violencia derivada del tráfico de armas y drogas en México es "la máxima prioridad'' del Congreso.

''Estados Unidos y nuestros aliados deben trabajar con el gobierno (del presidente mexicano Felipe) Calderón para ayudar a proveer y destinar de forma estratégica recursos para atajar la violencia asociada con las drogas y el tráfico de armas'', dijo Pelosi en un discurso ante la Cámara de Comercio EEUU-México.

''Este asunto es la máxima prioridad para todos nosotros en el Congreso'', afirmó Pelosi, quien elogió los pasos "significativos'' de Calderón para mitigar la violencia en su país.

Pelosi señaló, como ejemplo del compromiso del Congreso, la promulgación de una ley presupuestaria la semana pasada que incluye 300 millones de dólares para México dentro de la Iniciativa Mérida para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

La legisladora californiana subrayó que el Congreso está comprometido con el éxito de la Iniciativa Mérida "ahora y en el futuro''.

Sin embargo, la ayuda otorgada a México dentro de ese plan de seguridad regional para el año fiscal en curso refleja una reducción de 150 millones de dólares del monto que había solicitado la Casa Blanca.

Pelosi dijo que los viajes a México de la secretaria de Estado Hillary Clinton y del presidente Barack Obama, serán una oportunidad para "demostrar el apoyo de EEUU a nuestro aliado y a la lucha contra la violencia relacionada a las drogas''.

Clinton viajará a ese país entre el 25 y el 26 de marzo, y Obama lo hará los próximos 16 y 17 de abril, rumbo a la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago.

Estos viajes se producen en momentos en que la relación bilateral sufre fricciones comerciales y ambos países buscan aumentar la cooperación contra el narcotráfico.

Por otra parte, Pelosi destacó que "por primera vez en mucho tiempo, existe la oportunidad de poner en marcha una reforma migratoria integral''.

El presidente Obama ha hecho de este asunto "una prioridad'' para su gobierno y el Congreso ‘‘aprovechará esta oportunidad'' para reformar el sistema de inmigración de Estados Unidos, prometió Pelosi.

Sin precisar fecha para el voto, Pelosi dijo en su discurso que la reforma migratoria estará guiada por la seguridad fronteriza, la reunificación familiar, la protección de los trabajadores estadounidenses, respuestas a las necesidades económicas de EEUU y una vía para la legalización y ciudadanía de la población indocumentada.

Estos "principios'' formaron parte, en general, de la reforma migratoria que fracasó en el Congreso en 2007 debido a pugnas partidistas y la férrea oposición de muchos legisladores republicanos.

Obama se reunió durante una hora el miércoles con los legisladores demócratas hispanos de la Cámara de Representantes, a quienes les aseguró que invertirá parte de su capital político en la promoción de la reforma migratoria.

Ese mismo compromiso reiteró durante una asamblea popular con votantes en la localidad de Costa Mesa (California), donde, sin embargo, dejó en claro que la reforma migratoria no proveerá una ‘‘amnistía instantánea''.

Los grupos defensores de los inmigrantes interpretaron sus declaraciones como una buena señal y una "ventana de oportunidad'' para que, pese a que la crisis económica es la fijación política del momento, el Congreso reactive el diálogo sobre la reforma este mismo año.

La narcoviolencia ha centrado la atención del Congreso durante este mes y también será objeto de audiencias el mes próximo.

De hecho, la seguridad y prosperidad de la región fronteriza han sido el tema dominante de la conferencia legislativa de la Cámara de Comercio de EEUU y México, que ha reunido en Washington a líderes políticos de ambos países.

El secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, dijo el miércoles que viajará a México a principios de abril para discutir con el presidente Calderón y con el procurador General de la República, para abordar el tema de la violencia del narcotráfico.

Holder no precisó la fecha pero agregó que EEUU enviará más agentes federales al suroeste del país para reforzar la seguridad fronteriza.

  Comentarios