Estados Unidos

La crisis afecta al Servicio Postal

Funcionarios dijeron que la recesión contribuyó a una disminución de 5,200 millones de piezas en el volumen del correo en comparación con el mismo período del año pasado.
Funcionarios dijeron que la recesión contribuyó a una disminución de 5,200 millones de piezas en el volumen del correo en comparación con el mismo período del año pasado.

El Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) ya había sugerido dejar de entregar el correo un día a la semana para ahorrar dinero. Pero ahora, en medio de la recesión, se está volviendo hacia los retiros tempranos, los recortes administrativos y el cierre de oficinas.

No hace mucho el cuadro era muy diferente. El USPS terminó el año fiscal de 2005 con un excedente de $1,400 millones.

Los funcionarios postales ya estaban luchando contra un fuerte descenso en el correo de primera en lo que las cartas y muchas cuentas se desplazaron hacia la Internet. Luego, el deterioro de la economía devastó el correo de anuncios, que se había convertido en el mayor volumen de la agencia. Al mismo tiempo, el número de lugares de entrega - las casas y oficinas a las que hay que llevar el correo - seguía aumentando.

El Servicio Postal perdió $2,800 millones el año pasado y afronta pérdidas todavía mayores este año, pese al aumento en las tasas - a 44 centavos para el correo de primera - que entrara en vigor el 11 de mayo.

El servicio dijo el viernes que le ofrecería retiro temparano a unos 150,000 trabajadores en todo el país. Además, la agencia dijo que eliminaría 1,400 cargos de dirección y cerraría seis de sus 80 oficinas distritales.

El director general de correos John Potter inclusive le ha pedido al Congreso que considere permitirle a la agencia rebajar la entrega de correo a cinco días a la semana para ahorrar dinero.

"Estamos navegando por aguas desconocidas'', le dijo Potter a un subcomité del Senado en enero. "Pero sabemos que el volumen del correo y sus ingresos - y con ellos la salud de todo el sistema postal - dependen de la extensión y la profundidad de la actual recesión económica''.

"Es posible que el costo de una entrega de seis días a la semana simplemente sea incosteable'', afirmó.

En su anuncio del viernes, la agencia de correos dijo que rebajaría su personal administrativo en 15 por ciento, eliminando más de 1,400 cargos de procesadores, supervisores y gerentes en 400 oficinas. Y a otros 150,000 trabajadores postales se les va a ofrecer un retiro temprano.

La agencia también hizo ofertas de retiro temprano el año pasado pero los sindicatos persuadieron a sus miembros de que no las aceptaran, y no hubo muchas de ellas. La agencia no dijo si la nueva proposición incluiría incentivos financieros.

El Sindicato Americano de Trabajadores Postales emitió una declaración el viernes diciendo: "El retiro es una cuestión personal, y el sindicato no interfire en las decisiones de los empleados que tengan las calificaciones''.

Sin embargo, el sindicto dijo que sigue desafiando la autoridad del Servicio Postal de ofrecer retiro voluntario temprano sin incluir pago por separación.

La oficinas distritas que se están cerrando está en Lake Mary, Fla.; North Reading, Mass.; Manchester, N.H.; Edison, N.J.; Erie, Pa.; y Spokane, Wash.

Las oficinas distritales se ocupan de funciones administrativas y funcionarios dijeron que su cierre no afectaría la entrega del correo local. Se espera que los cierres se lleven unos cinco meses.

El primer trimestre del año fiscal - octubre a diciembre - es generalmente el más ocupado del año pero, sin embargo, presentó una pérdida de $384 millones.

Funcionarios dijeron que la recesión contribuyó a una disminución de 5,200 millones de piezas en el volumen del correo en comparación con el mismo período del año pasado. Si no hay recuperación económica, el USPS proyecta que el volumen anual del año disminuirá entre 12,000 millones y 15,000 millones de piezas de correo.

La agencia dijo que en el año pasado había rebajada 50 millones de horas de trabajo, que había detenido la construcción de nuevas instalaciones postales, que había congelado los salarios de los ejecutivos postales, que había empezado a vender instalaciones que no se estaban usando y que había rebajado las horas de las oficinas postales.

Además, está negociando con la Asociación Nacional de Cargueros de Cartas un acuerdo de ajuste de las rutas de los cargueros para que éstas reflejen la disminución de volumen.

Los altos precios del combustible del año pasado también absorbieron fondos de la agencia, que opera más de 200,000 vehículos. Cada centavo de aumento en el precio del combustible le cuesta $8 millones a la agencia.

Su reporte anual del 2008 lista 765,088 empleados.

Los cambios de la ley también están obligando a la agencia a pre-financiar los beneficios médicos de los retirados. Un proyecto de ley actualmente en el Congreso reduciría el costo.

El USPS no recibe ningún subsidio de los contribuyentes para sus operaciones.

  Comentarios