Estados Unidos

Capitán secuestrado por piratas somalíes regresa a EEUU

El capitán Richard Phillips (2d) ofrece un corto discurso de agradecimiento hoy, 17 de abril de 2009, tras completar 18 horas de vuelo desde Mombasa (Kenya) hasta el aeropuesto internacional de Burlington, en Vermont (EEUU), donde se reunió de nuevo con su familia. Phillips estuvo retenido durante cinco días por piratas somalíes en un intento de secuestro al barco carguero Alabama de la compañía Maersk, y fue rescatado por la Armada Naval estadounidense.
El capitán Richard Phillips (2d) ofrece un corto discurso de agradecimiento hoy, 17 de abril de 2009, tras completar 18 horas de vuelo desde Mombasa (Kenya) hasta el aeropuesto internacional de Burlington, en Vermont (EEUU), donde se reunió de nuevo con su familia. Phillips estuvo retenido durante cinco días por piratas somalíes en un intento de secuestro al barco carguero Alabama de la compañía Maersk, y fue rescatado por la Armada Naval estadounidense.

El capitán de marina mercante Richard Phillips volvió este viernes a Estados Unidos como un "héroe'' luego de haber sido secuestrado durante cinco días por piratas somalíes.

Phillips, de 53 años, llegó a Burlington, Vermont (norte), a bordo de un avión operado por la empresa Maersk, dueña del buque.

El capitán, reconocido por entregarse a los piratas adolescentes a cambio de la seguridad de su navío y su tripulación, pudo al fin reunirse con su familia.

En sus primeros comentarios públicos desde que terminó su singular aventura, rindió homenaje al cuerpo de élite de la marina norteamericana SEALS que lo rescató y aseguró que él no era el verdadero héroe.

"Soy un marino que hace las cosas lo mejor posible, igual que muchos otros marinos que andan por ahí'', dijo. "A los primeros que quiero agradecer es a los SEALS de la marina. Ellos son los superhéroes, ellos son los titanes que hacen un trabajo imposible, y conmigo lograron lo imposible'', agregó.

Posteriormente, Phillips fue escoltado por la policía hasta su casa en el pueblo de Underhill. Un representante de Maersk que solicitó el anonimato dijo desconocer cuándo Phillips regresará a su trabajo en el mar.

Pero en su futuro inmediato no hay incertidumbre: "Un vecino trajo pastel de pollo para la cena'', dijo el responsable. "También habrá postre de chocolate en el menú'', y por supuesto "su cerveza favorita''.

El regreso de Phillips es el epílogo de la pesadilla que comenzó el 8 de abril cuando piratas somalíes abordaron el ‘‘Maersk Alabama'', un buque mercante de bandera norteamericana que llevaba ayuda para Africa.

Los otros 19 tripulantes del barco regresaron sanos y salvos a Estados Unidos el jueves pasado. Tres piratas murieron en el operativo de rescate por los SEALS de la marina.

Tal vez vuelvan a confrontarse con uno de los piratas sobrevivientes que fue detenido, ya que según algunos informes de prensa podría comparecer ante la justicia en Estados Unidos.

  Comentarios