Estados Unidos

Temen que el auto de cambios esté en peligro de extinción

UNA DE las razones para la baja en las ventas de autos de cambios es que las mujeres no gustan de 
ellos.
UNA DE las razones para la baja en las ventas de autos de cambios es que las mujeres no gustan de ellos. Getty Images

Los automóviles de cambios podrían estar desapareciendo, tal como ocurrió con los neumáticos de banda blanca, los estribos y los asientos traseros descubiertos.

Todavía en fecha tan cercana como 1985, más de 50 por ciento de los hombres compradores de autos decían que los preferían de cambios. El año pasado sólo fueron 11 por ciento, según investigadores del mercado, y las ventas apenas llegaron a 7 por ciento del mercado de vehículos nuevos.

Una de las razones es que la mayoría de las mujeres prefieren los autos automáticos. "Una vez intenté conducir uno de cambios y cuando tuve que subir por una pendiente desistí'', dijo Danielle Wilt, de 20 años y estudiante del York College, en York, Pensilvania.

Otras razones: las parejas en las que sólo uno sabe conducir con transmisión manual, la competencia de los autos deportivos automáticos y un número insuficiente de manos.

Sin embargo, entre quienes les gusta conducir, "no hay nada que pueda sustituir una transmisión manual'', dijo Alexander Edwards, presidente de la División de Investigación de Vehículos de Strategic Vision, en Bandon, Oregon. Edwards indicó que el pronóstico de la muerte de los carros de cambio manual es prematuro.

Varios expertos tienen la teoría de que los que piensan que manejar es un fastidio prefieren los autos automáticos porque les facilitan las cosas. Por el contrario, los autos de cambios ‘‘obligan al chofer a participar en el proceso de conducir'' y a los entusiastas les gusta eso, declaró John Nielsen, director nacional de Reparación y Compra de Carros de la AAA.

n busca de dar a los choferes la diversión de los cambios sin las complicaciones, los fabricantes ya producen vehículos automáticos de cinco, seis y hasta siete velocidades, sobre todo en autos deportivos. El interés del comprador en los carros de seis velocidades, que era 9 por ciento, aumentó a 15 por ciento de todos los compradores potenciales en los últimos cinco años, según GfK Custom Research North America, empresa que estudia las tendencias del mercado.

Otras alternativas, como el cambio manual electrónico, en que el conductor controla el cambio pero no hace falta un pedal de embrague que se usan en en coches deportivos caros como el Ferrari, ya se ven en carros más de precio medio como los Nissan y Corvette. La baja en la venta de carros de cambios con el tiempo quiere decir que "ya los jóvenes no conocen las transmisiones manuales'', indicó Nielsen. "Y si uno no aprende a conducir un auto de cambios, probablemente nunca lo hará''.

El panorama general refleja todas estas tendencias, según Strategic Vision, una firma de investigaciones del consumidor en San Diego. En 1998, una tercera parte de los choferes menores de 25 años prefirieron comprar un vehículo de cambios. El año pasado la cifra fue de sólo 13 por ciento.

Eso hace que los fabricantes construyan menos de estas unidades. Por ejemplo, Toyota, que fabrica el Scion tC, un cupé deportivo dirigido a los choferes jóvenes, ofreció autos de cambios en 30 por ciento de sus modelos en el 2005, pero ahora sólo tiene 25 por ciento de automóviles de cambios, declaró Allison Takahashi, portavoz de Toyota. Los concesionarios no quieren más, agregó.

Aunque las transmisiones manuales son más baratas y consumen menos gasolina, "se pierde ventaja cuando se vende'', dijo Nielsen.

De hecho, en el concesionario Washington VW, de Thompson, los autos usados de cambios por lo general se envían a los mayoristas mientras que los automáticos se venden allí mismo.

Según Strategic Vision, 10 por ciento de los choferes solteros compraron un automóvil de cambios en el 2008, en comparación con 6 por ciento de los casados.

  Comentarios