Estados Unidos

Influyente senador republicano se va con los demócratas

El senador estadounidense de Pensilvania Arlen Specter (c) y su esposa Joan (d) caminan juntos hoy, 28 de abril de 2009, en Capitol Hill en Washington D.C. (EEUU). Specter anunció que se cambiará al Partido Democrático y participará en la reelección como Demócrata el proximo mes de noviembre.
El senador estadounidense de Pensilvania Arlen Specter (c) y su esposa Joan (d) caminan juntos hoy, 28 de abril de 2009, en Capitol Hill en Washington D.C. (EEUU). Specter anunció que se cambiará al Partido Democrático y participará en la reelección como Demócrata el proximo mes de noviembre. EFE

Arlen Specter, senador republicano por Pennsylvania, anunció el martes que se cambió a demócrata, lo que hace que el partido del presidente Barack Obama se acerque a un paso de los 60 votos que necesita en el Senado para eliminar las tácticas dilatorias e impulsar su agenda.

Specter, de 79 años y senador republicano desde 1981, anunció su decisión después de leer encuestas de reelección del 2010 y darse cuenta que el conservador Pat Toomey, ex legislador por Pennsylvania, está muy cerca de derrotarlo en las primarias del estado.

"No estoy preparado para que mi historial de 29 años en el Senado federal lo decida el electorado de las primarias republicanas de Pennsylvania'', dijo Specter.

El senador agregó que el partido al que se unió a mediados de los años 60, después de salir del Partido Demócrata, "se ha movido cada vez más a la derecha''.

Como resultado, dijo Specter, "cada vez me veo más opuesto a la filosofía republicana y más alineado con la filosofía del Partido Demócrata''.

La decisión asombró en Washington. Con su voto, --que se hace efectivo la próxima semana cuando cambie su inscripción-- los demócratas controlarán 59 escaños en el Senado. Parece muy probable que Al Franken, demócrata por Minnesota, gane una largamente esperada decisión judicial sobre su disputada elección, en cuyo caso se convertirá en el senador demócrata número 60.

Las normas del Senado, de 100 escaños, contemplan que es necesario tener 60 votos para cancelar un debate y pasar a la votación final sobre la mayoría de los proyectos de ley. Si los demócratas consiguen 60 votos, eso les permite neutralizar a la minoría republicana e impulsar la aprobación de las medidas de Obama.

Sin embargo, eso no garantiza el éxito. A veces un puñado de demócratas moderados se aparta de la línea partidista, y el propio Specter dijo que "no voy a ser un voto automático''. El senador de enorgullece desde de hace mucho de su independencia y ha tenido cuidado en presentarse como un moderado que puede votar de una u otra manera.

No obstante, la decisión es importante.

En primer lugar, lo expone a la presión de disciplina partidista de los líderes demócratas, una herramienta importante en el Congreso. Aunque los líderes legislativos por lo general no amenazan abiertamente a los miembros de su partido que no votan con el partido, por lo general existe el entendimiento de que en temas clave, es peligroso oponerse a los líderes.

Specter mantiene sus derechos de antigüedad, lo que significa que pudiera convertirse en el cuarto demócrata de más rango en la poderosa Comisión de Asignaciones y el número dos en la Comisión Judicial.

  Comentarios