Estados Unidos

Madres al rescate del golpeado ingreso familiar

Laurie Conway trabaja desde su casa como representante de la industria de las flores para ayudar a la economía de su familia.
Laurie Conway trabaja desde su casa como representante de la industria de las flores para ayudar a la economía de su familia. The Miami Herald

En un giro poco común, muchas madres se ven ante una nueva situación: trabajan en casa no por la flexibilidad sino porque es la mejor opción para suplementar los ingresos familiares.

Dado el aumento en la cantidad de hombres cabeza de familia sin empleo, las madres tienen que vender joyas, operar negocios en casa y busca oportunidades en internet para compensar el vacío en el presupuesto familiar.

"Ha habido un enorme interés'', dice Lesley Spencer Pyle, fundadora de Home-Based Working Moms, una comunidad en internet para madres que trabajan desde caso. "Incluso si el hombre tiene empleo, hay mucho temor sobre el futuro''.

De hecho, las mujeres hacen todo lo posible por generar ingresos para pagar cuentas. Algunas trabajan desde casa para suplementar sus empleos a tiempo parcial. Para la mayoría de los hombres, la prioridad es encontrar un empleo a tiempo completo y dedican todo su tiempo a eso.

Pero con cuatro candidatos por cada plaza vacante, madres como Kim Pérez, de Pembroke Pines, han decidido entrar en acción. Hace unos meses, la realidad de la recesión forzó a Pérez, que tiene un niño pequeño, a buscar oportunidades de ganar dinero cuando le redujeron a la mitad sus horas como vendedora en un establecimiento minorista. Su esposo, que trabajaba en la construcción, está sin empleo desde hace casi un año y dedica todo su tiempo a encontrar trabajo.

Pérez se considera en transición y ha creado una oficina en el dormitorio para vender prendas de vidrio a tiendas caras en el sur de la Florida y el Caribe. "Espero que pueda convertir esto en un empleo a tiempo completo y ganar buen dinero''.

Las cifras son asombrosas: 800,000 mujeres han perdido empleos a tiempo completo en los últimos 12 meses, y el número de las que trabajan a tiempo parcial ha aumento en casi 900,000 en el mismo período.

Para las mujeres que trabajan a tiempo parcial, los ingresos medios del primer trimestre fueron de sólo $269 a la semana. Pero los hombres también han visto reducirse la cantidad de horas de trabajo. Hasta marzo, la cantidad de hombres en empleos a tiempo parcial aumentó 14 por ciento en comparación con el año anterior.

Para cubrir los gastos, aproximadamente 14 por ciento de las madres trabajadoras tuvieron un segundo empleo en los últimos 12 meses, según una encuesta anual de CareerBuilder. "Las mujeres tienen mucha flexibilidad'', dice Ellen Galinsky, presidenta del Families and Work Institute. "Su identidad no depende tanto de su trabajo. Están listas para hacer lo que haga falta por la familia''.

Pyle, quien opera tanto Home-Based Working Moms, con 900 miembros, como HireMyMom.com, con 1,800, dice que el interés es mucho mayor entre las madres que quieren trabajar para una empresa en vez de lanzar su propio negocio. Pyle les ofrece este consejo: "Las madres que buscan la manera de ganar dinero de inmediato hacen cualquier cosa. Pero si no les gustan las ventas, no funciona a largo plazo. Aunque demore un poco más, tienen que hacer un esfuerzo por trabajar en algo que les guste''.

Hay oportunidades para trabajar desde casa como tenedor de libros, diseñador gráfico, asistentes virtuales, representantes de servicio al cliente y escritores. Algunos negocios caseros operados por madres son agencias de publicidad, estudios fotográficos y centros de cuidados infantiles.

La madre miamense Tobie Hollenbeck considera trabajar desde casa su mejor opción. Hollenbeck y un socio tuvieron un negocio de planeación de eventos empresariales durante siete años. El 2008, dijo, fue su mejor año. Pero este año el negocio básicamente se cayó. Ansiosa por ganar dinero, recientemente comenzó a vender accesorios de plata desde casa y lo considera "mucho más fácil que salir a buscar un empleo''. Además de la flexibilidad, agrega, "tomo mis propias decisiones y mientras más duro trabajo más dinero gano''. También espera convertir la actividad en un empleo a tiempo completo.

Si hay un modelo para las madres en transición, es Laurie Conway, que tiene dos hijos y vive en Davie. Conway comenzó a trabajar desde casa como representante de ventas de flores hace 22 años. Hoy representa a 22 manufactureros, gana lo suficiente para mantener bien a sus familia sin un título universitario y trabaja completamente a comisión desde una oficina en su salón de estar. ‘‘Lo que yo hago puede hacerse casi en cualquier sector'', dice Conway, quien recomienda chequear las páginas electrónicas mrpusa.com y manufacturers_representatives.com.

Aunque Conway paga de su bolsillo el seguro y los gastos médicos, dice que el empleo tiene sus ventajas: puede salir a caminar por la mañana, visitar a los clientes o hacer ventas por teléfono. Y está en casa cuando sus hijos regresan de la escuela. Y lo que es mejor, sus ingresos no tienen límite.

"Me encanta saber que en esta situación económica puedo ganar dinero porque he creado relaciones. Aunque los minoristas ya no compran tanto, me compran algo porque quieren trabajar con alguien que les preste atención y los trate bien''.

Conway dice que para las madres que estudien la posibilidad de trabajar desde casa, las tres cosas más importantes son la motivación, la persistencia y la organización. También advierte que no deben esperar un flujo de ingresos de la noche a la mañana: "Demora un tiempo desarrollar la actividad al punto que sea rentable, pero se puede hacer''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios