Estados Unidos

Estudian dar ayuda para autos eficientes

LA SENADORA Dianne Feinstein habla a una reportera en el 2006. Feinstein se opone al plan, que 
considera se inclina demasiado a ayudar a la industria automotriz.
LA SENADORA Dianne Feinstein habla a una reportera en el 2006. Feinstein se opone al plan, que considera se inclina demasiado a ayudar a la industria automotriz. AP

Los consumidores podrían recibir hasta $4,500 cada uno para ayudar a sustituir viejos vehículos que consumen gran cantidad de gasolina bajo un plan que ha ganado sólido respaldo de la Casa Blanca y de los líderes del Congreso.

El movimiento llamado "dinero por autos viejos'' ha demostrado ser tan fuerte que el líder de la mayoría en el Senado Harry Reid, demócrata por Nevada, considera seriamente convertirlo en parte del proyecto de gastos de emergencia de las guerras de Irak y Afganistán.

Se espera que la Cámara vote sobre la medida para financiar la guerra antes de mañana, probablemente sin incluir el "dinero por autos viejos'' , que el Senado piensa agregar la semana entrante cuando debata la legislación.

El ‘dinero por autos viejos' es de veras importante'', indicó Reid.

El presidente Barack Obama ha sumado su voz al coro. Después que los demócratas de la Cámara describieron el plan en una reunión en la Casa Blanca la semana pasada, "el Presidente elogió a los miembros por respaldar un plan que ayudaría a la industria automotriz del país, y le daría a los estadounidenses automóviles más limpios'', dijo Robert Gibbs, secretario de prensa de la Casa Blanca.

El plan permitiría a los consumidores cambiar sus viejos vehículos que consumen mucha gasolina y obtener vales hasta por $4,500 para ayudarles a costear vehículos más eficientes.

La senadora Debbie Stabenow, demócrata por Michigan, e importantes demócratas de la Cámara están cabildeando a favor del plan. El proyecto permitiría cambiar un auto viejo --si bien el término "viejo'' no se ha definido-- que hace 18 millas o menos por galón, por uno nuevo cuyo rendimiento sea al menos 22 millas por galón. Si el rendimiento del nuevo auto fuera cuatro millas por galón o mejor, el vale del consumidor podría ser de $3,500. Si la mejora es de al menos 10 millas por galón, entonces el vale podría ser de $4,500.

Para camiones ligeros, los viejos vehículos deben hacer menos de 18 millas por hora. Si el nuevo camión o todoterreno hace dos millas por galón más, el vale podría tener un valor de $3,500, y aumentaría a $4,500 si el rendimiento mejora en cinco millas. Se piensa otorgar otros incentivos a camiones más grandes y a camiones para trabajos pesados.

Los partidarios estiman que el programa, que podría estar en vigor durante un año, podría impulsar las ventas de autos y camiones.

Sin embargo, no a todo el mundo le entusiasma la idea:

• El costo se estima entre $3 y $4,000 millones. Los que apoyan el plan quieren que Obama utilice el dinero del estímulo económico, y si falta dinero adicional, éste podría venir de un proyecto de ley de gastos para la guerra.

• La eficiencia del combustible. Un influyente grupo de legisladores quiere enfatizar más el ahorro de combustible, lo cual podría tener importancia a la hora de dar forma a la legislación final.

"Los conceptos de los diferentes enfoques son los mismos, pero algunos de nosotros tenemos objetivos distintos'', dijo la senadora Dianne Feinstein, demócrata por California. Feinstein criticó el planteamiento de los demócratas de la Cámara y de Stabenow, y dijo que estaba demasiado inclinado a ayudar a la industria automotriz.

"Lo que el plan significa esencialmente es que vehículos en perfecto estado podrían ser convertidos en chatarra para que otros vehículos que ahorran más gasolina puedan comprarse'', dijo Feinstein.

  Comentarios