Estados Unidos

Obama firmará hoy nueva ley para tarjetas de crédito

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sonríe durante el discurso ofrecido durante una ceremonia de graduación de la Academia Naval, en Annapolis, Maryland, hoy 22 de mayo de 2009.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sonríe durante el discurso ofrecido durante una ceremonia de graduación de la Academia Naval, en Annapolis, Maryland, hoy 22 de mayo de 2009. EFE

El presidente Barack Obama promulgará hoy una nueva ley que regula la industria de las tarjetas de crédito, y entre cuyas normas figuran proteger a los consumidores de honorarios sorpresivos.

Obama firmará una ley destinada a establecer regulaciones más estrictas a las tarjetas de crédito, que culpa en parte por la crisis económica. A pesar de la oposición de empresas financieras, el proyecto de ley fue aprobado con amplio respaldo en el Congreso.

"Se trata de reformas importantes para proteger a los consumidores y traer sentido común a nuestro sistema financiero'', dijo Robert Gibbs, vocero de la Casa Blanca.

Las nuevas normas, que entrarán en efecto recién dentro de nueve meses, prohibirán a las compañías dar tarjetas de crédito a menores de 21 años a menos puedan demostrar que están en condiciones de saldar sus deudas, o que tengan un progenitor o guardián que comparta la responsabilidad.

De acuerdo con la ley, un cliente tiene que tener un atraso de un pago mayor a los 60 días antes que le aumenten los intereses en el balance existente. E inclusive entonces, el prestamista deberá restablecer la previa tasa si el dueño de la tarjeta de crédito paga el saldo mínimo a tiempo durante los siguientes seis meses.

Los consumidores también tendrán que recibir una noticia con 45 días de anticipación y una explicación, antes de subir las tasas de interés.

El año pasado, el Nilson Report, estimó que había más de 700 millones de tarjetas de crédito en circulación en Estados Unidos. Eso significa más de dos tarjetas por cada hombre, mujer y niño.

Y muchos dueños de tarjetas de crédito tienen enormes deudas. Según la Reserva Federal, la deuda del país es de 2.500 billones de dólares. Y eso no incluye las hipotecas de viviendas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios