Estados Unidos

EEUU: abogados consideraron legales interrogatorios de la CIA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma la segunda de tres ordenes ejecutivas para cerrar en el plazo de un año la prisión en la base naval de Guantánamo, en el sudeste de Cuba, el jueves 22 de enero de 2009 en el el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington DC. Obama firmó, además, otras dos órdenes ejecutivas que prohíben la tortura y los maltratos en los interrogatorios y el encarcelamiento de los presos y establecen un grupo de trabajo que elabore recomendaciones sobre el asunto.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma la segunda de tres ordenes ejecutivas para cerrar en el plazo de un año la prisión en la base naval de Guantánamo, en el sudeste de Cuba, el jueves 22 de enero de 2009 en el el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington DC. Obama firmó, además, otras dos órdenes ejecutivas que prohíben la tortura y los maltratos en los interrogatorios y el encarcelamiento de los presos y establecen un grupo de trabajo que elabore recomendaciones sobre el asunto.

Los principales abogados del departamento de Justicia, incluyendo al ex subsecretario de Justicia, James Comey, consideraron en 2005 que las técnicas de interrogatorio de la CIA como el submarino eran legales, aunque pensaban que eran políticamente perjudiciales, informó el diario The New York Times el sábado.

El diario llegó a estas conclusiones después de examinar mensajes de correo electrónico del departamento de Justicia, entrevistas y nuevos documentos desclasificados.

En 2005, la evaluación del departamento de Justicia permitió dar luz verde a la CIA para utilizar 13 métodos de interrogatorios para los sospechosos de terrorismo, que incluyeron la técnica del simulacro de ahogamiento (submarino) o la privación de hasta 180 horas de sueño.

El New York Times se basa en un mail escrito por Comey el 27 de abril de 2005, que muestra la opinión legal favorable del departamento de Justicia, pero también que el subsecretario trató sin éxito de evitar ese tipo de técnicas, asegurando que eran un "error''.

Los mensajes de correo electrónico están ahora en manos de los investigadores de una oficina interna del departamento de Justicia que preparan un informe sobre los juristas del gobierno de George W. Bush (2001-2009) que aprobaron métodos de interrogatorios considerados como tortura por diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos.

  Comentarios