Estados Unidos

Debuta este viernes la televisión digital

Un vendedor de Best Buy acomoda un cargamento de cajas convertidoras para la llegada de la televisión digital, en Los Angeles.
Un vendedor de Best Buy acomoda un cargamento de cajas convertidoras para la llegada de la televisión digital, en Los Angeles. AP

Más de dos décadas y miles de millones de dólares después, el muy anticipado cambio a la televisión digital finalmente ocurrirá el viernes, y la mayoría de las estaciones de televisión y analistas del sector afirman que muy pocas personas se darán cuenta.

"No esperamos muchos problemas'', dijo Marcelo Sánchez, jefe de operaciones de WFOR-CBS 4, quien coordinó las pruebas del sistema digital entre 17 estaciones del sur de la Florida que harán el cambio. "La gran mayoría de los televidentes ni siquiera se darán cuenta'', agregó.

El cambio --que ocurrirá a una hora diferente en cada estación-- sólo afectará a los televisores que reciben la señal con una antena tradicional, pero no afectará en lo absoluto a los que reciben servicios de televisión por cable o satélite. Y estos momentos, eso significa muy pocas personas. Nielsen Media Research calcula que sólo unos 40,000 núcleos familiares en Dade y Broward --menos del 3 por ciento de los que tienen un televisor-- no están preparado para el cambio.

"En todo el país cientos de estaciones de televisión cambiaron al formato digital en febrero y marzo y no hubo problemas'', dijo Tom Hazlett, antiguo economista de la Comisión Federal de Comunicaciones que ahora es profesor de Economía y Derecho en la Universidad George Mason, cerca de Washington, D.C. "La FCC tenía bancos de teléfonos para manejar las quejas y advirtieron a todo el mundo. Pero el hecho es que la mayoría de las personas que no tienen servicio de cable o satélite tampoco ven mucha televisión''.

Para recibir la señal de televisión tras el cambio de formato, la mayoría de los televisores fabricados antes del 2004 tendrán que conectarse a un convertidor digital, que se venden entre $40 y $50 (el gobierno federal ofrece cupones de $40 para la compra, que se pueden recibir visitando dtv2009.gov), y en las últimas semanas se han vendido como pan caliente.

"La mayoría de la gente que viene a comprarlos dicen que tienen un televisor extra en el garaje, que no está conectado al cable'', dijo Carlos Gómez, supervisor en el Best Buy de Doral. ‘‘Y tenemos mucha gente que viene a preguntar qué hacer con los televisores portátiles de batería que tienen para caso de huracán''.

La respuesta: bótelos. Aunque hay convertidores de batería para estos televisores, cuestan unos $80, no mucho menos que un televisor digital nuevo a batería, y muchos aparatos pequeños no tienen las conexiones necesarias.

La FCC tendrá abierta el lunes un teléfono de información --1-888-CALL FCC-- para los televidentes con dificultades técnicas, pero si el pasado sirve de experiencia, no habrá muchos. Durante las frecuentes pruebas de la señal digital en los últimos seis meses, las estaciones del sur de la Florida no recibieron muchas quejas.

"Tuvimos un promedio de 1,500 llamadas durante cada prueba y casi todas era sobre cómo conseguir cupones para los convertidores o dónde comprarlos'', dijo Sánchez. "Tuvimos algunas llamadas de personas mayores que no están acostumbradas a cambiar los cables y necesitaban ayuda para conectar el convertidor. Pero no hay ningún problema técnico con la señal digital, sabemos cómo hacer esto y lo hacemos desde hace varios años''.

De hecho, técnicamente lo que sucederá el viernes no es ningún cambio. Las estaciones locales están trasmitiendo dos señales en estos momentos, una analógica y otra digital, y en algunos casos llevan haciéndolo 10 años. Lo único que pasará el viernes es desconectar el sistema analógico.

El cambio al formato digital --del sistema analógico que se usa desde la invención de la televisión en los años 20-- no ha sido nada abrupto. El gobierno comenzó a estudiar el cambio en 1987, lo aprobó en 1997 y ordenó en el 2004 a los fabricantes que todos los televisores nuevos debían tener un receptor digital. El cronograma del cambio ha tenido varias prórrogas, la más reciente cuando el gobierno del presidente Barack Obama pidió al Congreso posponerlo de febrero a junio.

Sin embargo, cientos de estaciones recibieron autorización de la FCC para hacer el cambio antes, citando el gasto de trasmitir dos señales diferentes. "Nos ahorrará $20,000 al mes sólo en electricidad'', informó una estación local.

El cambio se debió en parte al deseo de ofrecer a la población una mejor imagen de televisión, y también para liberar las frecuencias bajas, y más fuertes, del espectro radioeléctrico para aparatos que pueden usarlo mejor.

"Cuando la televisión se desarrolló inicialmente, la tecnología era primitiva'', dijo Greg Harper, director de la página de internet sobre televisión digital de Panasonic, livinginhd.com.

"No había teléfonos móviles, Blackberries ni nada de eso. Así que usaron las frecuencias principales, las más fuertes, para la televisión porque nadie más las quería''.

A medida que se desarrollaron tecnologías como la telefonía móvil y sistemas avanzados de comunicaciones de emergencia, se les asignaron frecuencias menos fuertes que los edificios, los árboles y hasta la lluvia pueden interferir.

Las frecuencias que abandona la televisión analógica se asignarán a las entidades policiales o se licitarán a empresas privadas de telecomunicaciones. Mientras tanto, la gente disfrutará de una imagen de televisión con más definición. La señal digital también abarca las trasmisiones de alta definición, pero exige la compra de un televisor de alta definición, más costoso.

La trasmisión digital permitirá a la mayoría de las estaciones trasmitir en varios canales adicionales, algunos de ellos ya en operación. En el sur de la Florida, algunas ya funcionan, trasmitiendo noticieros, partes del tiempo o videos musicales: WPBT-PBS 2 tiene cinco canales, desde un subcanal de ciencias hasta otro que trasmite videos tomados por el público.

Pero la nueva señal tiene sus desventajas para los que sólo usan una antena tradicional: se ve a la maravillas o no se ve en lo absoluto. Las viviendas muy alejadas de las torres de trasmisión cerca del LandShark Stadium en la línea divisoria entre Dade y Broward pueden necesitar antenas colocadas en el techo, con más capacidad de recepción, para recibir la señal digital. "En Homestead y Kendall van a necesitar antenas adicionales'', dice Sánchez. "De o contrario, buena suerte''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios