Estados Unidos

Pareja acusada de espiar para Cuba quiere casa por cárcel

Foto tomada de una grabación de WJLA, Canal 7 en Washington D.C., de los presuntos espías para La Habana Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Steingraber Myers.
Foto tomada de una grabación de WJLA, Canal 7 en Washington D.C., de los presuntos espías para La Habana Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Steingraber Myers.

Un matrimonio acusado de espiar para Cuba durante tres décadas quiere que el juez les deje salir de la cárcel y les confine a su casa, sin acceso a su embarcación de velas y los mapas de Cuba que la fiscalía dice son evidencias de que la pareja pensaba escapar a la isla comunista.

Abogados de Walter Kendall Myers, un funcionario retirado del Departamento de estado de 72 años, y su esposa Gwendolyn, de 71, presentaron una moción al respecto antes de su audiencia el miércoles con el juez federal Reggie Walton.

Los abogados dijeron que la pareja pagaría por el monitoreo electrónico y que el hijo de Gwendolyn Myers, Brad Trebilcock, aseguraría que alguien estuviese con ellos las 24 horas del día. Asimismo, no se acerarían a la misión diplomática de Cuba en Washington, apenas nueve minutos de su apartamento, y su barco de 11 metros de eslora, anclado cerca de Annapolis, Maryland.

Los fiscales dijeron que los Myers hablaron con un agente encubierto del FBI sobre cómo les gustaría irse a Cuba un día y vivir en su embarcación junto a la isla, pues no necesitarían documentos de viaje. Dicen que los Myers son expertos en marinería y que la última marca en su calendario mostraba que planeaban irse navegando al Caribe en noviembre, sin fecha de regreso.

La pareja ha estado en una cárcel de Washington desde su arresto el 4 de junio.

Las autoridades dicen que los Myers entregaron secretos gubernamentales a agentes cubanos durante 30 años usando una radio de onda corta, cambiando carros en un supermercados y en al menos un encuentro cara a cara con el entonces líder cubano Fidel Castro en Cuba.

El juez federal John Facciola aceptó la semana el argumento de la fiscalía de que los Myers deberían permanecer en la cárcel porque había riesgo de que escapasen del país. El dictamen de Facciola, que Walton pudiera revertir, dijo además que parecía haber enormes evidencias de que la pareja espió para Cuba y que el gobierno de la isla tendría motivaciones poderosas para ayudarles a escapar juicio.

  Comentarios