Estados Unidos

Sotomayor se muestra decidida en su primer día en el Supremo

A 20 minutos de haber comenzado su primera argumentación como jueza de la Corte Suprema, Sonia Sotomayor no dudó en enfrentar a dos prominentes abogados dentro de un importante caso que podría abrir la puerta a una oleada de gastos empresariales en las campañas políticas.

Primero, Sotomayor confrontó a Theodore Olson, prominente conservador que ha planteado 56 casos ante la Corte Suprema. Luego le tocó el turno a Floyd Adams, experto legal en materia de la Primera Enmienda constitucional, que habló sobre las libertades de los ciudadanos.

En ambos casos, Sotomayor dio claras muestras de que se alineará con los liberales de la corte para apoyar las leyes de financiamiento de campaña o controlar éste lo menos posible.

Uno de los problemas principales del caso es un fallo emitido hace 19 años por el Tribunal Supremo que prohíbe a las empresas y en algunos casos a los sindicatos el utilizar sus fondos generales para exhortar directamente a la elección o derrota de un candidato en elecciones federales y en muchas estatales.

Olson defiende a un grupo cuya película de 90 minutos atacó a Hillary Rodham Clinton durante su campaña por la candidatura presidencial, el año pasado. Los tribunales federales señalaron que la película parecía un largo anuncio de campaña y debía regulársele como tal.

"Señor Olson, el problema que encuentro es que usted hace argumentos muy apasionados sobre por qué el sistema desarrollado por las cortes es malo'', dijo Sotomayor. Luego, estimó que Olson parecía abandonar sus argumentos anteriores para resolver el caso con una discusión más estrecha. Sotomayor también mostró sus dudas cuando vino el turno de Abrams, al argumentar de parte del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, que defiende que se impongan menos restricciones a los gastos de campaña.

Sotomayor destacó la larga historia de las legislaturas estatales y de medidas del Congreso para regular el dinero en los procesos políticos.

"¿No haríamos más daño que bien si emitimos un fallo amplio?", preguntó Sotomayor.

Al no mostrarse temerosa de entrar en confrontaciones desde su primer día en la corte, Sotomayor siguió los pasos del segundo miembro más nuevo de ésta, Samuel Alito, quien hizo una serie de preguntas duras desde su primera sesión, en febrero del 2006.

  Comentarios