Estados Unidos

Discurso dio un modesto impulso al plan de Obama

Conservadores se unen a doctores y otros profesionales de la medicina para protestar contra el plan de reforma al sistema de salus que promueve el presidente Barack Obama. La protesta, en Washington, DC., fue organizada por la Asociación de Doctores y Cirujanos.
Conservadores se unen a doctores y otros profesionales de la medicina para protestar contra el plan de reforma al sistema de salus que promueve el presidente Barack Obama. La protesta, en Washington, DC., fue organizada por la Asociación de Doctores y Cirujanos. Getty Images

Si el presidente Barack Obama buscaba el jueves un salto en el nivel de apoyo con que cuenta entre los legisladores con su discurso ante el Congreso el miércoles por la noche, no lo consiguió.

Como era predecible, los dirigentes demócratas del Congreso elogiaron efusivamente el discurso de Obama, y los republicanos de ambas cámaras se mantuvieron impasibles. Pero varios miembros de las filas demócratas dijeron que el Presidente sólo ha adquirido una ventaja incremental, en el mejor de los casos, en vías de adelantar alguna legislación del sistema de atención médica, y que la legislatura podría cambiar de idea en cualquier momento.

"Por supuesto, ahora se verá alguna mejoría, pero es probable que de aquí a dos semanas estemos de nuevo donde nos encontramos ahora, negociando entre nosotros'' dijo el representante Alcee Hastings, demócrata por la Florida, que es liberal.

Los llamados "Perros Azules'' (Blue Dog Democrats), que son 52 demócratas entre moderados y conservadores en la Cámara de Representantes, seguían preocupados por el costo de las propuestas y su impacto en las pequeñas empresas. Obama calcula un precio de $900,000 millones a 10 años, que según él se costeará con los derroches que se eliminen de Medicare y Medicaid.

El representante Sanford Bishop, demócrata por Georgia, miembro de los Blue Dogs y del Concilio Negro del Congreso, dice que le gustó lo que oyó en cuanto a costo y pagos, pero llegó al punto de acoger el plan de Obama sin haberlo visto antes en forma legislativa.

"Quiero ver algunos cálculos de la Oficina Presupuestaria'', dijo.

Centristas de ambos partidos se hicieron eco de esa opinión.

"Sigo estando muy preocupado'' sobre la deuda potencial, indicó la senadora Susan Collins, republicana por Maine e importante moderada.

La mayor parte de los demócratas liberales de la Cámara, principalmente los 42 miembros del Concilio y los 80 y tantos miembros del Concilio Progresista Negro, se han mantenido firmes en insistir en una alternativa de "opción pública'' a las compañías de seguros privadas en el plan de cuidado médico.

Según ellos, es el único modo de estimular la competencia entre las compañías privadas y dar lugar a que los costos de la atención médica disminuyan.

Pero algunos liberales, incluyendo dirigentes demócratas del Senado, han señalado que podrían aceptar algo sin necesariamente esperar tanto.

"La opinión pública está en el cristal con que se mira'', dice el líder mayoritario del Senado Harry Reid, demócrata por Nevada. "Hay diversos tipos de opciones públicas. Vamos a mirarlos todos''. Y no quiso ser más específico.

Obama dice que respalda la opción pública, pero añadió que alternativas tales como las ‘‘cooperativas'' de seguros médicos eran "ideas que vale la pena explorar''.

Hay todavía muchos demócratas liberales en el Congreso que no lo creen así.

"Lo de las cooperativas es escapismo'', indicó Hastings. "Se necesitaría un enorme número de personas para que funcionara.

Los republicanos han visto poco que les guste, a pesar de los intentos de Obama de captarlos. La mayor rama de oliva a ese partido, una proposición de programas piloto para restringir demandas por impericia médica, se disolvió, aunque restringir ese tipo de demandas ha sido una causa favorita de los republicanos durante años.

Cuando le preguntaron al líder de la minoría en la Cámara de Representantes John Boehner, republicano por Ohio, qué piensa de la propuesta de Obama, respondió que el Presidente "podría hacer mucho más''.

"Espero que colabore con nosotros en aras de una verdadera reforma de las demandas de impericia, porque de no lograrse eso, la medicina defensiva, que es donde están los ahorros, no se logrará''.

Se dice que los médicos que ordenan pruebas que no son médicamente necesarios para garantizar que no les puedan ganar demandas por negligencia practican la "medicina defensiva''.

  Comentarios