No hay como montarse en una llanta y dejarse llevar por un riachuelo relajante en Typhoon Lagoon, un parque acuático en Orlando.
No hay como montarse en una llanta y dejarse llevar por un riachuelo relajante en Typhoon Lagoon, un parque acuático en Orlando. Cortesía de Walt Disney World
No hay como montarse en una llanta y dejarse llevar por un riachuelo relajante en Typhoon Lagoon, un parque acuático en Orlando. Cortesía de Walt Disney World