Estados Unidos

EEUU con el peor desempleo en 26 años

Justo cuando la Bolsa de Valores se acercaba a la marca de los 10,000 y cuando el deprimido mercado inmobiliario parecía empezar a mejorar, cifras de desempleo peores de lo esperado les recordaron a todos el viernes el largo camino que queda por andar.

La tasa de desempleo de EEUU subió a 9.88 por ciento mientras las empresas cortaron 263,000 puestos de trabajo el mes pasado. En conjunto, hay 15.1 millones de norteamericanos sin trabajo, según el gobierno. La más larga recesión desde los años 30 ha producido el peor índice de desempleo en 26 años.

Tras el espectacular avance del Dow Jones en septiembre que llegó a ponerlo muy cerca de los 10,000, el Dow bajó por cuarto día consecutivo para cerrar a 9,488.

El desempleo en la Florida, que ya está en el 10.7 por ciento, pudiera seguir aumentando cuando se publiquen las cifras estatales a mediados de octubre.

La sombría información llegó cuando una serie de buenas noticias tenía feliz a Wall Street.

"Ha habido un sentido de alivio de que no se produjo el apocalipsis'', dijo Sean Sanith, director del Instituto para Competitividad Económica (IEC) en la Universidad de la Florida Central. Pero ese sentimiento se está desvaneciendo al enfocarse los problemas económicos fundamentales.

El IEC espera que la tasa de desempleo de la Florida llegué a alrededor de 11.1 por ciento el año que viene, y siga en dos dígitos hasta principios del 2012.

Muchos economistas, incluyendo al presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, consideran que, técnicamente, la nación salió de la recesión en el tercer trimestre; y la Florida pudiera ver una recuperación a princicipios del año que viene. Aun así, para muchos los continuos despidos hacen sonar huecos los anuncios de recuperación.

Chanel Caines, de 22 años, busca trabajo fijo desde hace más de un año tras haber perdido su trabajo como especialista en codificación y pagos médicos. El viernes, le ofrecieron un empleo vendiendo anuncios para un directorio telefónico.

"Para mí'', dijo mientras esperaba un autobús en el downtown de Miami, "la situación se puede resumir diciendo que la gente está teniendo que buscar fuera de su áreas de especialización, y aun así es difícil''.

Funcionarios de las agencias de empleo patrocinadas por el estado dijeron que el mercado laboral local parece haberse estabilizado. Por ejemplo, el número de órdenes de empleo --solicitudes de empleados por parte de los patronos-- hechas a Workforce One en Broward, ha permanecido igual en los últimos meses, indicó Kelly Allen, vicepresidente de la agencia.

"Estamos cautamente optimistas''.

Las cifras nacionales de desempleo del viernes también subrayaron otro problema: la semana laboral promedio para empleos de producción y de no supervisión bajó por tercer mes consecutivo, a 33 horas en septiembre. Durante una recuperación, esa cifra habría ido en la dirección opuesta.

"Menos empleados que trabajan menos horas por aumentos salariales más modestos es una receta para hacer bajar los gastos del consumidor'', escribió Wells Fargo en su informe económico semanal. Ya que los gastos del consumidor representan dos tercios de todos los dólares en la economía, esto es un factor clave de cualquier recuperación vigorosa.

Aun así, algunos negocios dicen estar viendo signos de mejoría.

Nueva Cocina, de Miami, vende su línea de comida empaquetada --incluyendo caldo de frijoles negros, arroz mexicano y sazón de tacos-- en más de 3,000 tiendas en Estados Unidos.

A principios de año, las ventas bajaron cuando los tenderos rebajaron sus inventarios ante la retracción de los consumidores, indicó Celeste De Armas, presidenta de la compañía.

Pero en los últimos meses, los ingresos han levantado. Entre agosto y septiembre las ventas se han duplicado, y la firma de seis personas pudiera contratar ayuda extra a principios del año próximo, dijo.

"Ha sido un año duro para todo el mundo y un año duro para nosotros'', afirmó. ‘‘Pero parece que nos hemos estabilizado''.

Una de fuerzas propulsoras tras la frágil recuperación ha sido el paquete de estímulo del gobierno. Los créditos tributarios para los compradores de casas por primera vez, el popular programa Cash for Clunkers, un alza del salario mínimo y un pago de una vez a los beneficiarios del Seguro Social han ayudado a la economía, dijo Chris Lafakis, economista de Moody's Economy.com.

"La gran preocupación es que cuando lleguemos al 2010 y después, cuando se acabe la ayuda, la economía no pueda sostenerse por sí misma'', afirmó.

Eso ha llevado a algunos a levantar el espectro de una doble recesión, o recesión en forma de W, una segunda caída en ausencia del efectivo gubernamental.

En la Florida, Moody's espera un débil crecimiento hasta el año que viene seguido de una recuperación más vigorosa en el 2011 y el 2012. Snaith pronostica que la recuperación se caracterizará por un salto seguido por meses de débil crecimiento.

Sin embargo, aun esa sombría posibilidad pudiera volverse mucho peor si se produce una brusca alza en el precio de la gasolina o en las tasas de interés'', dijo Snaith. Y ‘‘el mercado laboral seguirá siendo la fea cicatriz que desaparece lentamente, recordándonos la turbulencia económico que hemos vivido''.

El redactor de negocios Scott Andron contribuyó a esta información.

  Comentarios