Estados Unidos

Supremo evaluará caso de reos chinos en Guantánamo

Reos de Guantánamo rezan antes del amanecer en esta fotografía de la prisión en la Base Naval de EEUU en Cuba, de mayo del 2009.
Reos de Guantánamo rezan antes del amanecer en esta fotografía de la prisión en la Base Naval de EEUU en Cuba, de mayo del 2009. AP

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos va a abordar la cuestión de los prisioneros de Guantánamo por primera vez desde que asumió Obama, cuando aceptó el martes el pedido de un grupo de uigures chinos que siguen detenidos en la base estadounidense.

La más alta corte de Estados Unidos aceptó el pedido de los chinos uigures, prisioneros en Guantánamo desde hace cerca de 8 años, pese a que se descartó hace años que tuvieran algo que ver con el terrorismo. Los uigures piden ser liberados en suelo estadounidense porque serían perseguidos si regresan a China.

Se trata de un grupo de 13 hombres que permanecen detenidos en Guantánamo debido a que su petición de quedarse fue rechazada por la justicia.

Los detenidos formaban parte de un grupo de 22 uigures que vivían en un campamento en Afganistán cuando la coalición liderada por Estados Unidos intervino militarmente en ese país en octubre del 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre.

Los presos dijeron que habían huido de China para escapar a la persecución en la región de Xinjiang, en el oeste de China. Los uigures son una minoría étnica china de habla turca y religión musulmana que regularmente denuncia que son reprimidos por Pekín.

Se trata de la cuarta vez que la Corte Suprema estadounidense acepta pronunciarse sobre los límites legales de la llamada "guerra contra el terrorismo'' lanzada por el presidente George W. Bush.

En el 2004, el 2006 y el 2008 la corte emitió dictámenes que iban en contra del gobierno de Bush, al consagrar el derecho constitucional de los prisioneros a contestar su caso ante la justicia común estadounidense.

Por su parte, el Senado estadounidense confirmó este martes, como parte de una votación sobre el presupuesto 2010 del Departamento de Seguridad Interior, su acuerdo para trasladar a detenidos en la base de Guantánamo a suelo estadounidense con vistas a un proceso en tribunales de derecho común.

El proyecto de presupuesto para el 2010 del Departamento de Seguridad Interior "prohíbe que los actuales detenidos sean transferidos a Estados Unidos (...), salvo para ser juzgados allí y solamente después de que el Congreso haya recibido un plan detallado'' sobre los riesgos que se corren.

Cualquier traslado será autorizado recién 45 días después de que el Congreso reciba ese plan.

  Comentarios