Estados Unidos

Víctimas de Stanford podrían recuperar inversiones

Víctimas del multimillonario fraude del grupo Stanford podrían recuperar un porcentaje de sus inversiones al concretarse la identificación de propiedades por un total de más de $1,500 millones, informó el jueves el interventor del conglomerado financiero que fue nombrado por una corte de Estados Unidos.

En un informe radicado en la corte federal del distrito norte de Texas, el abogado interventor Ralph Janvey dijo que entre los bienes que podrán ser monetarizados están el Stanford Bank de Panamá, casas, apartamentos y yates de lujo.

Allen Stanford, propietario del grupo, compró el yate Sea Eagle en $3.9 millones e invirtió en modernizarlo $18 millones, cantidad de la cual sólo podrá recuperase, en subasta, una tercera parte, agrega el reporte.

También se ha logrado ubicar $335 millones en efectivo y cuentas en el exterior.

"Hemos identificado más de $1,500 millones en propiedades que eventualmente podrían estar disponibles para las víctimas del fraude de Stanford'', escribió Janvey. "Si tenemos éxito total en acumular la mayor cantidad de fondos para beneficio de las víctimas, podríamos devolverles hasta 20 centavos por cada dólar, basándose en las actividades hasta hoy'', agregó.

El interventor no descartó que se descubran otros patrimonios.

Janvey se quejó de que los abogados de Stanford han presentado objeciones a todas y cada una de las ventas de los activos intervenidos, lo cual aumenta los costos de mantenimiento de las propiedades y el pago de hipotecas.

También criticó a los liquidadores de Antigua, epicentro del conglomerado, por oponerse a cada intento de asegurar o vender propiedades del magnate y al gobierno de esa isla por rehusarse a reconocer órdenes de Estados Unidos aun en casos en que se trata de propiedades en las cuales Stanford aparece como único dueño.

Stanford afronta una acusación criminal por fraude y otros delitos y un proceso civil de confiscación.

Un alto número de víctimas son inversionistas latinoamericanos que, atraídos por las altas tasas de interés, depositaron ahorros de toda su vida.

Presentado al cumplirse siete meses de la designación del interventor, el informe detalla varias actividades.

Entre ellas:

* Recuperación de $128.8 millones en efectivo;

* Propiedades para liquidar: capital privado (de $26 a $31 millones), Stanford Bank de Panamá ($13.5 millones);

* Monedas y lingotes ($5 millones);

* Reclamos pendientes, $894.

Representantes de Stanford en el proceso de intervención han criticado a Janvey señalando que está "saqueando'' los pocos recursos recuperados al cobrar por su trabajo, hasta ahora unos $35 millones.

Janvey ha dicho que se trata de un esfuerzo infructuoso para desviar la atención.

  Comentarios