Estados Unidos

Renuncia el consejero de la Casa Blanca encargado del cierre de Guantánamo

El consejero legal de la Casa Blanca, Gregory Craig, encargado del cierre de la prisión de Guantánamo, ha abandonado su cargo y volverá a la práctica privada de la abogacía.

En un comunicado difundido en Tokio, donde el presidente de EEUU, Barack Obama, se encuentra de visita oficial, la Casa Blanca indicó que Craig será reemplazado por el letrado demócrata Bob Bauer, el abogado personal del presidente de EEUU, Barack Obama.

El presidente estadounidense elogió en el comunicado la figura de Craig, "un amigo cercano y consejero en el que confío que ha abordado muchos desafíos complicados como asesor de la Casa Blanca''.

Entre otras cosas, recordó que el consejero legal guió el proceso de selección y confirmación de la jueza Sonia Sotomayor como la primera magistrada latina en el Tribunal Supremo de EEUU.

Además, "garantizó que mantenemos seguro el país de modo consistente con nuestras leyes y nuestros valores''.

Por su parte, el nuevo consejero legal "es conocido como un abogado duro y muy respetado'', que deberá hacerse cargo de un abanico de responsabilidades, como la de ‘‘acometer los numerosos litigios que esta Administración ha heredado, identificar candidatos judiciales y garantizar que los funcionarios de la Casa Blanca siguen respondiendo a los estándares éticos y legales más altos''.

La partida ya se rumoreaba desde hace semanas, en particular después de que altos funcionarios indicaran que Craig había dejado de ser el principal responsable del proceso de cierre.

Coincide con el anuncio del enjuiciamiento en territorio de EEUU de cinco de los principales sospechosos por los atentados del 11 de septiembre de 2001 y aseguró que el proceso será de "una justicia escrupulosa''.

Los sospechosos incluyen a Jalid Sheij Mohamed, supuesto cerebro de los atentados del 11-S, que serán trasladados a Nueva York para ser juzgados.

Craig fue uno de los principales asesores de Obama durante la campaña electoral, donde se mostró muy crítico contra la entonces rival del senador y actual secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Como consejero legal de la Casa Blanca se hizo cargo del proceso para el cierre de Guantánamo, después de que Obama anunciara tras su toma de posesión la clausura de la penitenciaría para el 20 de enero de 2010.

Pero Craig, según el diario, quedó pronto desencantado del proceso político. Sus críticos le acusaban de no haber tenido en cuenta cosas como la oposición entre los legisladores al cierre de la prisión y la posible transferencia de detenidos a EEUU.

Funcionarios de la Casa Blanca han admitido que es improbable que se pueda cumplir el plazo del 20 de enero para el cierre de Guantánamo. Entre otras cosas, hasta ahora no ha sido posible determinar qué hacer con una serie de casos que no se pueden extraditar a terceros países o juzgar en tribunales militares de EEUU.

  Comentarios