Estados Unidos

Ciberlunes: Consumidores a la caza de ofertas

Todo el que no encontró lo que buscaba el "Viernes negro'', día tradicional de rebajas en EEUU, tiene este lunes una segunda oportunidad en el "Ciberlunes'', la jornada en la que las tiendas lanzan sus mejores ofertas online.

A diferencia de otros años, los comercios estadounidenses han decidido hacer frente a la crisis dejando que las ofertas circulen por la red no solo el lunes, sino extendiéndolas durante varios días o, incluso, toda la semana.

Cadenas como Target, Walmart, Toys R Us y JC Penny no ofrecen este año rebajas tan fuertes como las de 2008, cuando la recesión hizo necesarios grandes incentivos para arrastrar a los consumidores a las tiendas, pero sus ofertas en la red estarán disponibles durante más días, hasta el 4 de diciembre en algunos casos.

El "Ciberlunes'', el lunes después del fin de semana de Acción de Gracias, nació hace varios años cuando los comercios comenzaron a extender sus ofertas del "Viernes negro'' a Internet y ya se ha institucionalizado como una de las jornadas de mayores ventas para el sector.

El término fue acuñado en 2005 por la web Shop.org, que se percató de que los trabajadores regresaban el lunes a la oficina y dedicaban buena parte del día a rastrear ofertas y seguir comprando online.

La jornada es cada vez más popular y, según la Federación Nacional de Minoristas de EEUU (NRF), 9 de cada 10 minoristas proyectan ofrecer ofertas específicas el "ciberlunes'', ligeramente por encima del 84 por ciento del pasado año.

Descuentos en productos determinados, rebajas de un día y gastos de envío gratis son las promociones más frecuentes, añaden en la NRF.

Toys R Us, por ejemplo, proyecta ofrecer el set del videojuego DJ Hero por 99 dólares, 20 dólares menos.

Target descontará hasta un 70 por ciento en determinados artículos y correrá con los gastos de envío y se rumorea que Walmart rebajará hasta en un 75 por ciento el precio de determinados televisores.

Según una encuesta de Shop.org realizada por BiGresearch, un 53.5 por ciento de los empleados estadounidenses utilizará este año la conexión a Internet del trabajo para hacer las compras de Navidad y serán más hombres (un 56.3 por ciento) que mujeres (un 50.8 por ciento).

Puede que muchos empresarios estén ya temblando por la caída de la productividad ese día, pero los expertos creen que es mejor que los trabajadores compren en la red que en las tiendas reales.

''Los empleados que pasan diez minutos en la oficina realizando sus compras navideñas son mucho más eficientes que aquellos que extienden su pausa del mediodía esperando en la caja de las tiendas para pagar o atascados en el tráfico para volver al trabajo'', dijo Phil Rist, vicepresidente ejecutivo de BIGresearch, en un comunicado.

  Comentarios