Estados Unidos

EEUU pide a países con capacidad nuclear más seguridad y transparencia

El presidente estadounidense, Barack Obama (c-dcha), mantiene un encuentro bilateral con el presidente chino, Hu Jintao (c-izda), en el centro de convenciones de Washington, DC, EE.UU., antes del inicio de la Cumbre de seguridad nuclear, hoy, lunes 12 de abril de 2010. EE.UU. inaugura hoy con una cena de Estado la Cumbre de Seguridad Nuclear que reunirá a representantes de 47 países, el mayor encuentro internacional auspiciado por un presidente estadounidense desde 1945. EFE/Ron Sachs
El presidente estadounidense, Barack Obama (c-dcha), mantiene un encuentro bilateral con el presidente chino, Hu Jintao (c-izda), en el centro de convenciones de Washington, DC, EE.UU., antes del inicio de la Cumbre de seguridad nuclear, hoy, lunes 12 de abril de 2010. EE.UU. inaugura hoy con una cena de Estado la Cumbre de Seguridad Nuclear que reunirá a representantes de 47 países, el mayor encuentro internacional auspiciado por un presidente estadounidense desde 1945. EFE/Ron Sachs

El presidente estadounidense Barack Obama era el anfitrión este lunes y el martes de una histórica cumbre de seguridad nuclear para lograr que los materiales radiactivos no puedan caer en manos de terroristas, con las sanciones contra Irán en segundo plano de la reunión.

Los dirigentes de unos 50 países y organizaciones internacionales se dieron cita en el centro de Washington, una ciudad sometida a extremas medidas de seguridad para esta cumbre excepcional por su amplitud.

"La mayor amenaza a la seguridad de Estados Unidos, a corto, mediano y largo plazo, sería la posibilidad de que una organización terrorista obtenga un arma nuclear'', declaró Obama el domingo en la antesala de la cumbre.

"Organizaciones como al-Qaida están en proceso de tratar de hacerse de un arma nuclear, un arma de destrucción masiva que no tienen reparos de utilizar'', añadió el presidente.

Para luchar contra ello Obama convocó esta cumbre de la que el líder estadounidense busca compromisos "firmes'' de los participantes.

Ucrania dio el primer paso al anunciar poco antes del inicio oficial de la cumbre, a las 17H30 (21H30 GMT) que quería "sacarse de encima todas sus reservas de uranio altamente enriquecido antes de la próxima cumbre sobre seguridad nuclear, en 2012'', dijo el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

Gibbs hizo ese anuncio tras una bilateral de Obama con el presidente ucraniano Viktor Ianukovitch.

El objetivo de Obama es que todos los países con capacidad o equipamiento nuclear se comprometan a detectar y poner bajo control sus reservas de material, con la colaboración de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, en un plazo de cuatro años.

Obama también propone que se cree un banco internacional de combustible nuclear para el reciclaje de los materiales más peligrosos, como el uranio enriquecido.

Naciones Unidas por su parte quiere que se prohíba la producción de materiales fisibles para armas nucleares, declaró a la prensa su secretario general, Ban Ki-moon.

Pero un tema paralelo que suscita tanto interés como la inestabilidad nuclear es Irán, sospechoso a pesar de sus negativas de querer dotarse de armas nucleares bajo el amparo de un programa civil.

La comunidad internacional debe enviar un "claro mensaje'' al régimen de Teherán, expresó la Casa Blanca tras otra bilateral de Obama, esta con el primer ministro malasio, Najib Razak, que secundó ese llamado.

La reunión de Washington se desarrolla después de la firma la semana pasada del nuevo acuerdo START de reducción de armas estratégicas entre Estados Unidos y Rusia, y de la presentación de una nueva doctrina nuclear de Washington que restringe el uso de las armas nucleares.

A pesar del éxito diplomático del acuerdo START, Obama deberá convencer ahora a los líderes que acuden a Washington de que ejerzan liderazgo en un tema mucho menos prioritario para la mayoría de ellos.

La ausencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también podría complicar la cumbre.

Obama, sin embargo, parece gozar de buena sintonía con el ruso Dimitri Medvedev tras un periodo inicial de frialdad.

"Lo más importante que lo distingue (a Obama) de los otros -y no nombraré a nadie- es que es alguien que reflexiona, reflexiona antes de hablar'', declaró el presidente ruso en Washington. Pero Medvedev se mostró de nuevo contrario a endurecer sanciones contra Irán.

Del lado latinoamericano son cuatro los líderes que acuden a la cumbre: la argentina Cristina Kirchner, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el chileno Sebastián Piñera y el mexicano Felipe Calderón.

"América Latina es el único continente en el mundo sin armas nucleares, es un ejemplo excelente para el resto del mundo'', dijo Piñera este lunes en un discurso en un centro de análisis de Washington.

El jefe de gobierno español y actual presidente de la Unión Europea, José Luis Rodríguez Zapatero, también participa en la reunión.

  Comentarios