Estados Unidos

Obama busca apoyo en reforma de educación

El presidente Obama recibió la bienvenida de un astro de rock cuando entró el viernes por la tarde en la biblioteca del High School de Miami Central.

"Lo que ustedes hacen aquí es enviar un mensaje a lo largo del país de que se puede hacer cualquier cosa que se desee lograr'', dijo el Presidente a los alumnos que gritaban.

Obama escogió a Central como un modelo a seguir de las escuelas con problemas, y voló hacia Miami en una típica tarde soleada de marzo para entregar su mensaje sobre cómo deben mejorarse las escuelas en todo el país: simplemente sigan el modelo de Central.

Entre los estudiantes que fueron seleccionados para recibir al Presidente: adolescentes que ingresaron en la lista de honor, los que tenían asistencia perfecta y el equipo de fútbol americano de la escuela que ganó el campeonato del estado.

"Nunca pensé que Obama viniera a una escuela en Miami-Dade porque la gente ha dicho que nuestra escuela es mala'', dijo Toree Boys, un estudiante de tercer año que estaba sentado al lado de sus compañeros del equipo de fútbol americano. "Pero mejoramos un grado la calificación de la escuela y ahora vimos a Obama por primera vez''.

Entre los invitados también estaban miembros de la Junta Escolar de Miami-Dade, el comisionado de Educación de la Florida Eric Smith, el miembro de la Junta de Educación del estado Roberto Martínez y las representantes federales Frederica Wilson y Debbie Wasserman-Schultz.

"Hoy es como la noche de los Oscar'', dijo Alberto Carvalho, superintendente de Miami-Dade.

La visita del Presidente a Miami da inicio a un mes dedicado a promover su política educacional.

Antes de pronunciar su discurso, Obama visitó una clase de ciencias, lo que demoró su encuentro con el resto de los estudiantes.

"Espero que no se demore mucho en llegar aquí porque él es el Presidente, pero nosotros también tenemos lugares a donde ir'', dijo en broma la alumna de cuarto año Carline Millings.

Mientras Obama subía al escenario, el salón brotó en aplausos y los estudiantes lo aclamaron al máximo de sus pulmones. ‘‘Estoy en éxtasis porque esta es una experiencia de una vez en la vida'', dijo el alumno de cuarto año Dwayne Brown. "Soy un muchacho de high school que ve a Obama. ¿Quién puede decir eso?"

Después de dejar Central, Obama asistió a dos actividades de recolección de fondos --una para el Comité de la Campaña Senatorial Democrática del senador Bill Nelson, un importante blanco del Partido Republicano; y la segunda para Wasserman Schultz, una estrella demócrata en ascenso que ayuda en los esfuerzos de su partido para retomar la Cámara de Representantes en el 2012.

Fue el ex gobernador Jeb Bush quien sugirió que el Presidente visitara el High School Central.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Bush había hablado bien de Central "porque cuenta una increíble historia del impacto que estrategias de cambios y modelos exitosos aplicados de forma persistente, pueden tener en escuelas que han tenido malos resultados''.

Durante 10 años seguidos, Central había recibido grados D y F del estado, lo que la hacía la escuela pública con peores resultados en la Florida. Se consideraba que era peligrosa y descuidada.

Cuando estaban a punto de cerrar la escuela, Carvalho optó en su lugar por hacer algunos cambios. Trajo al mejor director del año en el estado, Douglas Rodríguez, quien instituyó un ambiente de respeto y disciplina en la escuela. Más de la mitad de los maestros fueron sacados y sustituidos.

Los nuevos administradores conviertieron la disciplina en una prioridad. Ellos hicieron cumplir el código de vestuario y estimularon a los estudiantes para que llegaran a tiempo.

Los maestros se enfocaron en la enseñanza compensatoria. Y una coalición de padres y ex alumnos hicieron un llamado a la comunidad para un apoyo adicional.

En dos años las calificaciones de los estudiantes ascendieron vertiginosamente. Central elevó su grado a un récord de C.

Central, dijo Carvalho, es el lugar perfecto para que Obama comience su gira por toda la nación.

"Esta escuela epitomiza el proceso de cambio'', aseguró Carvalho. ‘‘Esta es una escuela en la que han ocurrido milagros''.

Sin embargo, no todos estuvieron contentos con la asistencia de Bush a Central.

Tristemente, el presidente Obama parece haber sido mal aconsejado en invitar al ex gobernador Jeb Bush a nombre del ‘‘bipartidismo'' para asis-tir a un evento de reforma de educación cuando el ex gobernador es responsable de causar severos recortes de fondos en las escuelas públicas, intentó violar los derechos de los floridanos al proponer un programa de vales al que posteriormente le dieron marcha atrás las cortes e imponer un programa de exámenes de altas expetativas que destruyó la educación redondeada de los estudiantes'', escribió en una declaración Pat Santeramo, presidenta del Sindicato de los Maestros de Broward.

Lesley Clark contribuyó a este reportaje.

  Comentarios