Estados Unidos

La policía regresa a las calles en Baltimore, pero desmiente tiroteo

Agentes policiales se desplegaron en las avenidas North y Pennsylvania, y varios testigos señalaron que se usó gas pimienta contra transeúntes.
Agentes policiales se desplegaron en las avenidas North y Pennsylvania, y varios testigos señalaron que se usó gas pimienta contra transeúntes. TNS

La policía desplegó este lunes agentes en un barrio de Baltimore afectado por días de disturbios, al tiempo que se cruzaban informaciones de que un joven había sido baleado, lo que negaron las fuerzas del orden.

Agentes policiales se desplegaron en las avenidas North y Pennsylvania, y varios testigos señalaron que se usó gas pimienta contra los transeúntes.

En Twitter, el departamento de Policía de Baltimore (Maryland, este) dijo que los informes según los cuales una persona fue baleada “no son ciertos”.

“Varios agentes detuvieron a un hombre en el lugar por llevar una pistola. El arma cayó y se escapó un disparo”, precisaron las autoridades.

Baltimore vivió varios días de tensión y violencia desde que murió Freddie Gray, de 25 años, el 19 de abril pasado cuando estaba bajo custodia policial.

Por otra parte también se supo que el joven policía de Nueva York baleado en la cabeza el sábado mientras estaba en su auto en el barrio de Queens murió este lunes como consecuencia de las heridas recibidas, un hecho ocurrido en medio de la polémica por el nuevo caso de brutalidad policial en Baltimore.

El agente de 25 años, Brian Moore, falleció en el Hospital Jamaica de Queens donde se encontraba ingresado desde el ataque, anunció el jefe del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Bill Bratton, en una corta declaración a la prensa en la puerta del establecimiento.

“No conocí en persona a este oficial. Solo alcancé a conocerlo muerto”, dijo Bratton, hablando de un “extraordinario joven” cuyo deceso es “una gran pérdida para esta profesión y esta ciudad”.

Un hombre negro sospechoso de ser el autor del disparo fue detenido poco después del ataque. Fue identificado como Demetrius Blackwell, de 35 años.

El sospechoso, que iba a pie, abrió fuego contra los policías que empezaron a seguirlo por encontrar su comportamiento sospechoso.

Se trata del quinto policía baleado y el tercero en morir en Nueva York en los últimos meses.

“Durante esta trágica hora, los neoyorquinos debemos estar juntos para apoyar a la familia Moore del modo que podamos”, señaló el alcalde Bill De Blasio en un comunicado, destacando que el agente fallecido “hizo el sacrificio máximo por la gente de la ciudad de Nueva York”.

Varios responsables de comisarías y del departamento de NYPD publicaron mensajes de condolencias en las redes sociales.

“Oramos por el reposo del alma de nuestro valiente oficial Brian Moore”, indicó la cuenta oficial Twitter de los capellanes de la policía.

La muerte del oficial tuvo lugar en medio de las tensiones generadas en las últimas semanas en Estados Unidos por las protestas que denuncian brutalidad policial en el caso de un joven negro fallecido mientras estaba bajo arresto en Baltimore (este).

El domingo, las autoridades locales habían anunciado la suspensión del toque de queda y el retiro de la Guardia Nacional.

Seis policías fueron inculpados el viernes a raíz de la muerte de Gray.

El lunes, el presidente Barack Obama abogó por ampliar las oportunidades educativas y sociales de los jóvenes afroamericanos y latinos para eliminar las causas que han alimentado las últimas tensiones raciales.

“Las oportunidades que da la vida a cualquier joven de raza negra son peores que las de sus semejantes”, afirmó Obama al lanzar hoy una alianza sin fines de lucro que busca extender las oportunidades de los niños y jóvenes de bajos recursos y garantizar su educación.

Esas diferencias, dijo Obama en un acto que se celebró en el barrio neoyorquino del Bronx, “han alimentado algunas de las protestas que hemos visto en Baltimore, en Ferguson y aquí en Nueva York”.

“El catalizador de esas protestas -agregó- fue la muerte trágica de jóvenes y el sentimiento de que la ley no siempre se aplica de forma pareja en este país”.

Obama aludió a la muerte de varias personas desde el año pasado por acciones policiales, que fueron seguidas por manifestaciones de protesta extendidas y que colocaron a las tensiones raciales en uno de los peores momentos en la historia reciente del país.

El presidente dijo que sería una visión “demasiado estrecha” pensar que se resuelven estas tensiones pidiendo sólo que los distintos cuerpos policiales trabajen con las minorías.

“Si pedimos a la policía que simplemente contenga y controle los problemas que nosotros mismos hemos sido incapaces de atender y resolver, no es justo para las comunidades ni para la policía”, añadió.

Dijo que es necesario ir más allá y buscar que “la calidad de oportunidades no sea una palabra vacía”.

Obama lanzó el lunes en el Lehman College del Bronx una alianza de empresas y organizaciones privadas que se encargará de apoyar su programa “El guardián de mi hermano”, una iniciativa que anunció el año pasado.

Ese programa, que Obama pretende funcione más allá de su mandato presidencial, que concluye en el 2017, busca mejorar las oportunidades de niños y jóvenes latinos y negros, más proclives al fracaso escolar y a la exclusión social.

En medio de tensión por Baltimore, murió policía de Nueva York baleado

ATENCIÓN - Actualiza con despliegue de policía en Baltimore y declaraciones de alcalde de Nueva York ///

Nueva York, 4 Mayo 2015 (AFP) - Un joven policía de Nueva York baleado en la cabeza el sábado mientras estaba en su auto en el barrio de Queens murió este lunes como consecuencia de las heridas recibidas, un hecho ocurrido en medio de la polémica por el nuevo caso de brutalidad policial en Baltimore.

El agente de 25 años, Brian Moore, falleció en el Hospital Jamaica de Queens donde se encontraba ingresado desde el ataque, anunció el jefe del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Bill Bratton, en una corta declaración a la prensa en la puerta del establecimiento.

“No conocí en persona a este oficial. Solo alcancé a conocerlo muerto”, dijo Bratton, hablando de un “extraordinario joven” cuyo deceso es “una gran pérdida para esta profesión y esta ciudad”.

Un hombre negro sospechoso de ser el autor del disparo fue detenido poco después del ataque. Fue identificado como Demetrius Blackwell, de 35 años.

El sospechoso, que iba a pie, abrió fuego contra los policías que empezaron a seguirlo por encontrar su comportamiento sospechoso.

Se trata del quinto policía baleado y el tercero en morir en Nueva York en los últimos meses.

“Durante esta trágica hora, los neoyorquinos debemos estar juntos para apoyar a la familia Moore del modo que podamos”, señaló el alcalde Bill De Blasio en un comunicado, destacando que el agente fallecido “hizo el sacrificio máximo por la gente de la ciudad de Nueva York”.

Varios responsables de comisarías y del departamento de NYPD publicaron mensajes de condolencias en las redes sociales.

“Oramos por el reposo del alma de nuestro valiente oficial Brian Moore”, indicó la cuenta oficial Twitter de los capellanes de la policía.

La muerte del oficial tuvo lugar en medio de las tensiones generadas en las últimas semanas en Estados Unidos por las protestas que denuncian brutalidad policial en el caso de un joven negro fallecido mientras estaba bajo arresto en Baltimore (este).

Seis policías fueron inculpados el viernes a raíz de la muerte de Freddie Gray, de 25 años, el 19 de abril.

Este lunes, las fuerzas de seguridad se desplegaron en un barrio de Baltimore afectado por días de disturbios, al tiempo que se cruzaban informaciones de que un joven había sido baleado, lo que negaron las fuerzas del orden.

En Nueva York, las relaciones entre la policía y el alcalde De Blasio han sido tensas desde una serie de manifestaciones a fines del año pasado por la muerte de Eric Garner, un hombre negro que falleció en julio después de que un agente lo inmovilizara con una llave ilegal, y otro caso en Ferguson (Misori).

La crisis tocó su clímax en los días posteriores al asesinato de los policías neoyorquinos Wenjian Liu y Rafael Ramos el 20 de diciembre a manos de un hombre negro que se suicidó después, y que habría actuado para vengar la muerte de esos dos afroestadounidenses.

  Comentarios