Estados Unidos

Accidente de San Francisco: piloto de relevo no veía la pista al aterrizar

Uno de los pilotos del Boeing 777 que se estrelló el sábado en el aeropuerto en San Francisco dijo que, a la hora de aterrizar, la nariz de la nave estaba tan alta que no alcanzaba a ver la pista, informó el martes la jefa de la agencia que investiga el accidente.

El choque del vuelo 214 de Asiana Airlines, que dejó dos muertos y 182 heridos, se produjo cuando la cola del avión chocó contra el muro que separaba la pista de aterrizaje de las aguas de la Bahía de San Francisco.

La Agencia de Seguridad en los Transportes de Estados Unidos (NTSB), a cargo de determinar las causas del accidente, ya había establecido que el avión se aproximaba a la pista a una velocidad notablemente inferior a la normal y que además volaba demasiado bajo.

Su presidenta, Deborah Hersman, declaró en conferencia de prensa que dos pilotos fueron interrogados el lunes y los otros dos este martes.

En estos interrogatorios, el piloto a cargo de la maniobra de aterrizaje confirmó que el vuelo del sábado era “su primera experiencia operativa en un 777”.

Su supervisor confirmó de su parte que ese vuelo fue el primero que realizaba como piloto instructor.

En tanto, “el piloto del asiento auxiliar y primer oficial de relevo informó que no podía ver la pista desde su posición (…) La nariz de la nave estaba elevada, así que no podía ver”, dijo Harsman.

Este primer oficial de relevo estaba sentado en un asiento auxiliar detrás del piloto que conducía la nave y del instructor, detalló la funcionaria.

Desde Seúl, la compañía surcoreana ha reiterado que siguió estrictamente todas las regulaciones internacionales en materia de seguridad y que los pilotos eran bien experimentados.

Hersman advirtió el lunes contra cualquier conclusión precipitada al decir que “es demasiado pronto para inferir que hubo un error de pilotaje, ya que aún hay muchas cosas que ignoramos”.

La encargada del NTSB agregó el martes que los pilotos no habían sido sometidos aún a los requeridos análisis toxicológicos.

De los tres pilotos presentes en la cabina, uno solo fue hospitalizado por una costilla rota. Los otros dos salieron ilesos.

Hersman también detalló que dos miembros de la tripulación cayeron del aparato cuando la cola se separó del avión tras el impacto y que sufrían heridas graves.

De los 182 heridos, al menos cinco estaban aún en estado crítico, informó el martes el Hospital General de San Francisco.

rr-lm/cd

  Comentarios