Estados Unidos

Quejas por no condenar a cárcel a adolescente que causó 4 muertes de tráfico en Texas

Juristas y familiares se quejaron hoy en Texas de que no haya sido encarcelado un adolescente de 16 años sentenciado como culpable de la muerte en carretera de cuatro personas, pero que evitará la cárcel por alegar que no sabe distinguir los límites debido al alto poder adquisitivo de su familia.

Los abogados de la defensa alegaron que el menor, hijo de una familia adinerada, es víctima de un trastorno llamado “affluenza”, producto de un entorno familiar en el que los padres nunca ponen limites a los menores.

El juez de distrito, Jean Boyd, dictó para el joven libertad vigilada -que si incumple deberá ir a la cárcel- y una terapia de largo plazo que en los próximos días se concretará, según recoge “Star-Telegram”, diario de Fort-Worth (Texas), donde se produjo el juicio en los últimos días.

Los abogados de la defensa propusieron una terapia en California, que vale unos 450.000 dólares al año, y aseguraron que los padres del menor se harían cargo del coste.

“Tuvo coches y tuvo dinero, tenía libertades que ningún joven sería capaz de gestionar. Aprendió que si hieres a alguien, le envías dinero”, testificó en el juicio el psicólogo Gery Miller.

Miller aseguró que el menor tuvo motocicleta con 4 años y grandes furgonetas ligeras cuando cumplió los 13, y justificó que el acusado tiene una edad intelectual de 18 años, pero emocional de 12.

El accidente juzgado ahora pasó en el norte de Texas el pasado junio, cuando la furgoneta del joven atropelló y mató a cuatro peatones.

Tres de ellos, incluida una madre de 52 años y su hija de 21, ayudaban a la cuarta persona, una conductora que había sufrido una avería.

El menor de 16 años conducía por encima de la velocidad permitida en la vía, triplicaba el nivel de alcohol legal para los conductores adultos y transportaba siete personas, uno de ellos permanece en un estado muy grave y sufre una parálisis que sólo le permite comunicarse con la mirada.

  Comentarios