Estados Unidos

EEUU deplora arresto de disidentes cubanos el día de los DDHH

Estados Unidos deploró este jueves la detención el martes en Cuba de varios disidentes que debían participar en actividades por el Día de los Derechos Humanos, tras el inesperado apretón de manos entre los líderes de ambos países en Sudáfrica, durante el homenaje a Nelson Mandela.

“Deploramos las duras tácticas del gobierno cubano para impedir el reconocimiento pacífico al Día de los Derechos Humanos de la sociedad civil cubana”, dijo en un comunicado la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf.

“Estados Unidos aspira al día en que cada cubano, sin importar su opinión política, pueda expresarse libremente sin miedo de hostigamiento o violencia física de su gobierno”, agregó.

Los opositores Ibis Rodríguez, Yaile Aldaya, Maritza Concepción e hija y Laudeleina Alcalde fueron arrestados por la policía antes de asistir a un encuentro internacional sobre derechos humanos organizado por el dirigente opositor Antonio González Rodiles en La Habana.

Además, al menos una veintena de Damas de Blanco, organización opositora femenina, fueron detenidas en las inmediaciones de la céntrica heladería Coppelia de la capital cubana, donde habían sido convocadas para una marcha silenciosa.

La reacción estadounidense ocurre después de que el mandatario Barack Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, se estrecharan la mano el martes durante el homenaje a Mandela, fallecido la semana pasada, en Johannesburgo.

El saludo, que fue espontáneo según la Casa Blanca, despertó diferentes reacciones en la isla, que van desde la esperanza de una mejora en las relaciones bilaterales hasta la indiferencia.

El propio Raúl Castro pareció restarle importancia al calificar el encuentro de “normal” y de que tanto él como Obama son “personas civilizadas”.

Por su parte, el consejero adjunto de Seguridad Nacional de Obama, Ben Rhodes, aseveró que lo acontecido no cambia en nada la postura del gobierno estadounidense frente a la isla comunista, a la que se le exige también una apertura democrática.

Estados Unidos y Cuba carecen de relaciones diplomáticas desde 1961 y desde 1962 Washington aplica un embargo comercial contra La Habana.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios